SHARE

La directora de la Escuela Oficial de Párvulos de San Antonio las Flores, Chinautla, Paulina Marroquín, ha quedado suspendida de sus labores a consecuencia de una denuncia donde se asegura que autorizó el retiro de escritorios nuevos y en su lugar les entregó a los niños mesas en mal estado.

La disposición también alcanzó a la supervisora de educación, Wendy López Marroquín. La medida se adoptó durante una mesa de diálogo que se instaló de emergencia entre los representantes de los padres de familia y delegados del Ministerio de Educación.

Los niños de preprimaria fueron testigos del momento en que sus escritorios, ya forrados con su identificación, eran retirados de la clase para aparentemente llevarlos a otra escuela de Santa Cruz, en Chinautla.

Este lunes 17 de febrero, los niños recibieron clases normales en sus mismos pupitres tras ser devueltos finalmente.