SHARE

Suecia eligió aislar a los grupos de riesgo y apelar a la responsabilidad individual, hasta el momento no ha aplicado la cuarentena como lo han hecho otros países, pese a que las cifras muestran que los contagios y muertes por coronavirus van en aumento.

Incluso sus vecinos, Dinamarca y Noruega, cerraron instituciones públicas y educativas, prohibieron concentraciones de más de diez personas y clausuraron sus fronteras a extranjeros no residentes, algo que los suecos hasta ahora no se plantean implementar.

La tradición de autonomía de las agencias públicas y de que sean los expertos quienes tracen la estrategia general, hacen que Suecia haya introducido de forma progresiva y más lenta algunas restricciones, aunque mantiene abiertos escuelas, bares y restaurantes.

Suecia registró casi 2 mil nuevos contagios y 172 muertos por la pandemia esta semana, cifras oficiales que reflejan un aumento en los últimos cuatro días.