SHARE

Debido a la publicación en el Diario Oficial de la ley de medidas adicionales de protección para población de los efectos económicos provocados por la pandemia del COVID-19, Decreto 15-2020, el sector eléctrico emitió un comunicado en el que dicen estar de acuerdo en apoyar a la población que sufre los efectos de la emergencia sanitaria, sin embargo, hacen la advertencia de un posible colapso de la energía eléctrica por la entrada en vigencia de dicha normativa.

El sector eléctrico detalla que, las medidas contempladas en el Decreto 15-2020, tal como está redactado, podrían desencadenar un efecto contrario y podrían llegar a colapsar el servicio eléctrico, y al resto de los servicios como agua y telecomunicaciones.

En tal sentido, este día la Distribuidora de Electricidad de Oriente presentó un amparo, para dejar sin efecto dicho Decreto.

Si entra en vigencia el Decreto 15-2020, tal y como está en estos momentos, el impacto financiero para las distribuidoras es de Q550 millones mensuales, un monto insostenible para cualquier empresa, señala el sector eléctrico en su comunicado.

Esto es una cadena: si las distribuidoras no reciben los pagos por consumo, no pueden cumplir con sus compromisos, y eso conllevaría a la falta de suministro y posibles cortes de energía, en perjuicio de toda la población.