SHARE

Luis Almagro, secretario general de la OEA, y el binomio presidencial de la UNE, cuya presidenciable Sandra Torres recientemente recibió dudosas medidas cautelares contra los fiscales que pidieron el levantamiento de su inmunidad para investigarla por financiamiento electoral ilícito por Q19.3 millones, se reunieron este 8 de abril en Washington.

A todas luces se nota que Torres busca apoyo internacional para salvarse de los señalamientos de financiamiento electoral no declarado que pesan sobre ella.

El viaje a la sede de la OEA transcurre mientras en Guatemala hay controversia por las dudosas medidas cautelares a favor de Torres dictadas el 4 de abril por la jueza Susan Sabrina Salazar Escobar, quien fue denunciada por el presidente de la Fundación contra el Terrorismo, Ricardo Méndez Ruiz, para que Juan Francisco Sandoval, jefe de la Feci y el fiscal Andrei Vladimir González Arteaga, no puedan acercarse ni perturbar a Torres.

Esta medida también fue rechazada por la agrupación Acción Ciudadana, quienes indicaron que “se trata realmente de una estrategia política para obstaculizar la investigación en contra de Sandra Torres”.

Sandoval y González pidieron el 5 de febrero a la Corte Suprema de Justicia el retiro de la inmunidad de Torres, en busca de esclarecer el origen de Q19.3 millones que la UNE recibió en 2015 y que no reportó al TSE.