SHARE

“El grupo sanguíneo O tenía un riesgo significativamente menor para la enfermedad infecciosa en comparación con los grupos sanguíneos que no son O”.

Un estudio científico realizado por el Centro de Medicina “Wang Xinghuan” ubicado en la localidad de Wuhan, China, donde se desarrolló el brote de COVID-19, dio a conocer los tipos de sangre más vulnerables, así como los más fuerte frente a esta cepa, esto con el antecedente de dos mil pacientes infectados.

La sangre tipo O es calificada como la más resistente, esto debido a 206 pacientes que fueron parte del estudio y perdieron la vida, de este total 85 tenía tipo A, quienes fueron los fallecidos, equivalente a un 63% más que 52 con tipo O.

En el caso de las víctimas de tipo A, son los más propensos a contraer esta gripa que puede llegar a ser letal, incluso, se desarrollan síntomas más severos al transcurrir la enfermedad.

Ante esta nueva información, los expertos recomendaron introducir la tipificación sanguínea ABO, tanto en pacientes como a los trabajadores de la salud que se encuentran expuestos.