SHARE

Varias personas, propietarias de chalets a la orilla del mar en Puerto de San José, han denunciado haber sido víctimas de saqueos en sus propiedades, a las cuales no han podido llegar desde que inició la emergencia por la pandemia, ya que miembros del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) del puerto de San José se ha dedicado a infundir miedo en la población para evitar que regresen.

Después de 4 meses de no poder ir, las noticias que algunos han recibido son increíbles. Algunos han denunciado que los maleantes se han llevado muebles, televisores, tanques de gas, refrigeradoras, y hasta los gabinetes de cocina.

Varios han intentado llegar hasta sus casas, pero han sido detenidos a la entrada del Puerto de San José. “No pasa y punto” fue todo lo que dijeron los personeros de la municipalidad, escoltados por agentes de la PNC y el Ejército de Guatemala, según indicaron.

Uno de ellos indicó que logró llegar hasta su vivienda, pero un par de horas después una patrulla y miembros del COCODE lo fueron a sacar de su casa. “Se tiene que ir, aquí no puede estar”, le ordenaron.

Los COCODES son acompañados de personal de la comuna de San José, agentes de la PNC y miembros del Ejército.

Profesionales consultados indican que: “Tener retenes para evitar que dueños vayan a ver las condiciones en que están sus propiedades es un delito de abuso de autoridad”. Peor aún, si miembros de la PNC, Ejército o COCODES apoyan esta medida ilegal, ellos también están cometiendo el delito. Se está violando el derecho a la propiedad, la libre locomoción, por lo que se debe solicitar una investigación del alcalde y todos los que participan de estas violaciones.