SHARE

Un automovilista que se estacionó en un lugar prohibido fue sancionado por agentes de la Policía Municipal de Tránsito, quienes le colocaron un cepo.

Éste automovilistas se quiso pasar de listo y quitó la llanta a su carro con todo y el cepo y se dio a la fuga.

Sin embargo los agentes de la Policía Municipal de Tránsito se apoyaron en la Policía Nacional Civil quienes al hacer un rastreo combinado localizaron al conductor que se había robado el aparato de los PMT. Por tal motivo fue acusado por robo y fue llevado al juzgado respectivo.

El suceso se registró en el casco urbano zona 1 de Escuintla.