SHARE

Un transportista que se encontraba esperando a varios miembros de una iglesia fue asesinado a balazos junto a su trabajador en la 0 avenida y 8 calle Ciudad Real 2 zona 12 de Villa Nueva.

El transportista dueño se buses amarillos, Álvaro Benjamín Castro Ramos de 30 años fue asesinado a balazos justo al conductor Alfredo Zet Cos de 45 años cuyo cuerpo quedó dentro del bus.

Según las primeras investigaciones el transportista y el piloto de la unidad llegaron a recoger a varias personas para llevarlos a otro lugar para un retiro religioso, cuando desconocido se acercaron y los atacaron a balazos.


Bomberos Voluntarios fueron los encargados de asistir a las víctimas lamentando que dos habían fallecido; posiblemente el ataque armado se derivó de actos de extorsionistas quienes hostigan a los operadores del transporte público, sospechan agentes.