SHARE

Los gritos de auxilio de un hombre se escucharon en la 1 calle de la Colonia Fraternidad, de San Felipe Retalhuleu, donde Marco Antonio Bach Ramos, de 32 años, fue atacado por un perro.

El perro de la raza Pitbull era llevado atado con una correa de mano por su dueño. El hombre le dijo a Marco que no se acercara; sin embargo, de manera desafiante se acercó a acariciarlo, diciendo que a él los animales no le hacían ningún daño, al contrario, le temían.

Terminando sus palabras estaba cuando el can le mordió la mano y el rostro.

Bomberos Municipales Departamentales le brindaron técnicas de primeros auxilios y lo trasladaron a la emergencia del Hospital Nacional de Retalhuleu, con una herida delicada en el ojo izquierdo.

El dueño al ver lo sucedido ofreció a ayudar a Marco, pero éste lo rechazó, por lo cual se retiró del lugar.