SHARE

Tras el pronunciamiento del subsecretario interino para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Michael Kozak, sobre la aprobación de las reformas de la Ley de Organizaciones no Gubernamentales (ONG), el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, indicó que respetan la posición de los países aliados de Guatemala, pero que no permitirán ningún tipo de injerencia y que tampoco van a tolerar ninguna recomendación.

“Aquí respetamos lo que digan todos los países aliados, los países amigos, pero no vamos a permitir injerencia de ningún tipo. Ningún tipo de recomendaciones o presiones no la vamos a tolerar”, declaró Rodríguez.

Con relación a las acciones que se han interpuesto en la Corte de Constitucionalidad en contra de la ley, el presidente del Legislativo dijo que a su criterio esta debe quedar vigente, ya que la aprobaron por el bien de Guatemala.