SHARE

El llanto de varios niños se mezcló con la brisa del lago de Amatitlán, cuando los pequeños lloraban por la muerte de su hermana Nadia Verenice López, de 9 años.

Los cuatro menores junto a su progenitora llegaron a refrescarse al kilómetro 29, Circunvalación al Lago de Amatitlán, pero Nadia se acercó a la orilla y cayó a un área profunda.

Inmediatamente la señora llamó a los Bomberos Voluntarios, también varios vecinos acudieron para buscar a la infante.

Tras varios minutos de trabajo la encontraron sin vida. El llanto y el dolor envolvió a los presentes en los alrededores del lago de Amatitlán.

Los socorristas recomiendan a los padres de familia tener precaución con sus hijos para evitar este tipo de tragedias.