SHARE
Cientos de migrantes centroamericanos ingresaron a México desde Guatemala este jueves 23 de enero aprovechando la ausencia de fuerzas de seguridad en la frontera.
Los migrantes lograron entrar en el territorio mexicano al amanecer, sin enfrentar resistencia alguna y tras cruzar el poco caudaloso río Suchiate. En pocos minutos empezaron a caminar formando una columna por una carretera de Ciudad Hidalgo, en el estado mexicano de Chiapas.

Cientos de migrantes centroamericanos ingresaron a México desde Guatemala este jueves 23 de enero aprovechando la ausencia de fuerzas de seguridad en la frontera.

Los migrantes lograron entrar en el territorio mexicano al amanecer, sin enfrentar resistencia alguna y tras cruzar el poco caudaloso río Suchiate. En pocos minutos empezaron a caminar formando una columna por una carretera de Ciudad Hidalgo, en el estado mexicano de Chiapas.

El pasado fin de semana, el grueso de la caravana logró ingresar a México bajo controles de autoridades migratorias, quienes les ofrecieron diversas opciones como pedir refugio o aceptar trabajos en programas sociales, en el sur de México y en sus países.

Sin embargo, los migrantes piden que les permitan circular libremente por México para llegar a Estados Unidos, donde quieren pedir refugio alegando que escapan de la violencia y la pobreza de sus países.