SHARE

Más de 4.2 millones de familias filipinas han atravesado una situación de ausencia forzada de una comida, al menos una vez durante los últimos tres meses, desde la declaración de la epidemia en el país, según una encuesta.

Se trata de un porcentaje del 16,7 por ciento de familias que duplica al balance previo de diciembre de 2019, y es el más alto desde el 22 por ciento alcanzado en septiembre de 2014, según las estimaciones del sondeo realizado por Social Weather Stations del 4 al 10 de mayo y publicado este viernes.

Solo en la principal isla del país, Luzón, donde se encuentra la capital, Manila, unas 693 mil familias se encuentran en esta situación, de acuerdo con el estudio. En toda la isla de Luzon, las familias afectadas se cuentan por 1,4 millones, el mismo total aproximado en Mindanao, y finalmente 685 mil familias afectadas en las islas Bisayas.