SHARE

El expresidenciable por el partido Unión del Cambio Nacional (UCN), Mario Estrada, podría enfrentar una sentencia máxima de cadena perpetua, o una mínima de 10 años de cárcel. Por ahora, le favorece haberse declarado culpable y dispuesto a cooperar con las autoridades de ese país.

En enero de 2019, Estrada creía haber dado “carta blanca” al Cartel de Sinaloa para traficar cocaína por el país a cambio de US$12 millones para su campaña política, entre otros beneficios. Un año después permanece recluido en una celda del Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York, según los registros electrónicos del Buró Federal de Prisiones de EE.UU.

Ahora, sólo le queda esperar una sentencia benévola por conspirar para importar drogas a ese país, que en abril pasado lo capturó en Miami junto al entonces tercer subsecretario de la UCN, Juan Pablo González Mayorga (por el mismo delito), sólo dos meses antes de las elecciones generales.