SHARE

De nuevo, tal y como sucediera en la caravana de hondureños del año pasado, se ha hecho público que los migrantes que se encuentran en México no aceptan de buena gana la ayuda humanitaria que los mexicanos les ofrecen de todo corazón.

Ya son incontables los videos donde se muestra esta incómoda realidad.

Los hondureños y salvadoreños han hecho mala cara a botellas de agua, pollo en buen estado, jugos, hasta a medicamentos. De la misma manera dejan botados cobertores nuevos, ropa y demás objetos que les son brindados por las entidades de ayuda mexicanas.