SHARE

El robot más avanzado y tecnológicamente más inteligente diseñado hasta ahora por la NASA inició este jueves su camino de siete meses para llegar a Marte, en una nueva misión que tiene como objetivos estudiar la habitabilidad del planeta rojo.

A diferencia de sus parientes anteriores, como los robot Opportunity o Curiosity, Perseverance cuenta con lo más avanzado en tecnología para moverse y recolectar pedazos de rocas, además de contar con la mayor cantidad de cámaras y micrófonos jamás instalada en un vehículo de este tipo, con los que buscará capturar luces y sonidos que emita Marte.

Sus dos micrófonos permitirán a los científicos escuchar al planeta rojo por primera vez. Sus sistemas de auto-navegación le permitirán evitar acantilados y cráteres, además de recorrer más distancia que Curiosity

Las mejoras tienen un precio alto: construirlo costó cerca de 3 mil millones de dólares.