SHARE

La venganza luego de un desafortunado Día de los Enamorados llegó en un camión lleno de cebollas.

Una mujer china, cuyo exnovio rompió su relación pocos días antes de esa fecha especial, planeó su venganza para hacerlo llorar, así como ella lloró.

Para ello, decidió hacer depositar delante de la casa de su ex una tonelada de cebollas, según un medio oficial.

Esta mujer de la provincia de Shandong compró en línea los bulbos conocidos por su poder irritante, antes de hacerlos entregar a su exnovio para “hacerle llorar”.

Había ordenado a los repartidores que amontonaran las cebollas en la puerta de su apartamento y que se marcharan sin llamar la atención.

“Yo lloré durante tres días, y ahora es tu turno”, escribió en una nota mordaz, que acompañaba el cargamento sorpresa.

More from my site