SHARE

Hace 4 años David Rosales fue atropellado por un automovilista, lo que le dejó serias lesiones, pero el mayor daño fue que perdió la memoria, por lo que no recuerda si tiene familia y dónde vive.

Rosales anduvo deambulando por las calles. En el invierno se mojaba en las banquetas, por lo cual decidió vivir en un árbol. Construyendo su casa utilizando mantas vinílicas usadas y tablas; haciendo de ese frondoso árbol su hogar, en la Calzada Roosevelt, en cercanías del Trébol.

Cuando el hombre escucha las radiopatrullas, dando el aviso para que todos vayan a sus hogares por el Toque de Queda, sube inmediatamente a su árbol para evitar ser capturado, ya que es respetuoso de la ley.

Es de aplaudir la actitud de este ciudadano. Todo lo contrario a un diputado, quien fue sorprendido luego del Toque de Queda, manejando visiblemente bajo efectos de licor. Fue identificado como Edgar Batres, de la bancada Winak. Lamentablemente fue dejado en libertad por tener inmunidad.