SHARE

Autoridades del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) informaron del cierre de la subsede ubicada en el municipio de Malacatán, San Marcos, por sospechas de un posible caso de COVID-19.

La evaluación epidemiológica reveló que la persona sospechosa tuvo contacto directo con todo el personal de la subsede municipal, por lo que todos fueron enviados a aislamiento domiciliar.

Además, aseguraron que se realiza un proceso de desinfección y esterilización de las instalaciones.

El fin de semana un trabajador de la morgue, ubicada en la zona 3, dio positivo a la enfermedad, por lo que todo el personal que tuvo contacto con la persona contagiada fue enviada a cuarentena preventiva.