SHARE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el lunes la aprobación de fondos para aliviar la deuda de 25 países pobres, casi todos en África, aunque también se incluyen Haití, Afganistán y Yemen, para que puedan dirigir sus recursos a combatir la pandemia del COVID-19.

El Fondo, junto con el Banco Mundial, ha pedido a las naciones ricas que dejen de cobrar los pagos de la deuda de los países pobres desde el 1 de mayo hasta junio de 2021.

Este alivio de la deuda será financiado por el Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes (FFAC) del FMI. Que se creó por primera vez para combatir el brote de ébola en África Occidental en 2015. Y se ha utilizado ahora para ayudar a los países a enfrentar al COVID-19.