SHARE

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador emitió la Guía Bioética de Asignación de Recursos de Medicina Critica para hacer frente a la pandemia de COVID-19, cuyo propósito es “ser una guía bioética para la toma de decisiones de triaje “separación del grano de la paja (personas de la tercera edad)” cuando una emergencia de salud pública genera una demanda en los recursos de medicina crítica que no es posible satisfacer.

Llama la atención que un Gobierno, que llegó al poder en buena medida por el voto de las personas de la tercera edad, clasifique a estas personas como “paja” y no “trigo”. Pero eso es solo el comienzo del polémico documento.

Se afirma que en la asignación de los escasos recursos médicos la diferencia de edad entre dos pacientes en iguales circunstancias será lo que determinará si se le da prioridad o no en la atención. “Por ejemplo, cuando solo tenemos un ventilador (respiratorio) y hay dos pacientes: un paciente A de 80 años y un paciente B de 20 años. Supongamos que si paciente A recibe el ventilador vivirá 7 años más y si paciente B recibe el ventilador vivirá 65 años más”, define el documento oficial.

Ese es el criterio sanitario que el Gobierno de México seguirá respecto a 11,7 millones de personas de la tercera edad en el transcurso de la pandemia del COVID-19. En lugar de acelerar la compra de equipo se ha optado por la directiva de, en un caso extremo, dejar morir a los pacientes de 60 años o más.