SHARE

¿Quién es el Procurador de los Derechos Humanos Augusto Jordán Rodas Andrade?

Del él se tienen las primeras noticias cuando en 2007 participó como candidato a alcalde de Xelajú por un comité cívico, en alianza con Encuentro por Guatemala (EG), cuya secretaria general es la diputada Nineth Montenegro.

En 2012 la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló porque se pagaran más de US$146 mil a su familia como indemnización por la muerte de su hermano, Joaquín Rodas Andrade, en 1985.

En julio de 2017, el pleno del Congreso eligió con 131 votos a Augusto Jordán Rodas Andrade como nuevo Procurador de Derechos Humanos.

En su paso por la Procuraduría su labor como defensor de los derechos humanos de los guatemaltecos ha sido nula, pero sí se ha pronunciado en casos que denotan su apoyo a grupos de izquierda y de la ideología de diversidad de género.

Como ejemplo tenemos su polémica participación en la manifestación de “la poderosa vulva”, que desató las pasiones entre ateos y cristianos.

Al ser cuestionado por congresistas sobre su apoyo a dicha marcha, indicó que “no tenía ojos en la espalda”, afirmando que apoyaba otra manifestación y no se dio cuenta que atrás de él estaban los otros manifestantes: “Me di cuenta hasta después, por los medios de comunicación”, fue su respuesta que además de ser desafiante, suena poco creíble.

Pero sus declaraciones polémicas se cuentan desde el inicio de su mandato. Una de sus primeras declaraciones fue: “Quiero acompañarme de personas no ladinas en mi equipo de trabajo”. Esta afirmación tiene un carácter evidentemente racista y excluyente, además de la connotación peyorativa del término “ladino”.

Posteriormente, cuando un pequeño falleció durante un bloqueo que realizaba CODECA, quienes impidieron que los bomberos llegaran al bus donde el niño era trasladado hacia su casa, puesto que estaba agonizante, Rodas dijo: “El niño no falleció a consecuencia de los bloqueos, él estaba desahuciado”. En ningún momento condenó la acción de dicho grupo, a quien abiertamente ha apoyado.

Al mismo tiempo, lamentó con mucha más emoción la muerte de un miembro del grupo que protagonizaba el bloqueo, quien falleció atropellado.

También se tiene conocimiento que el Colegio de Abogados y Notarios, donde fue vicepresidente entre 2015-2017, investiga dos hechos relacionados con Rodas: la emisión de dos documentos notariales que constan de errores graves y pueden llevar al cliente de Rodas a perder dos propiedades en Quetzaltenango y la investigación por un faltante de Q300 mil, que presuntamente Rodas habría justificado como “viáticos” cuando fue vicepresidente del CANG.

Rodas se ha comportado de manera desafiante ante las autoridades y la población en general, contrario a su labor como Magistrado de Conciencia.

Se ufana de tener como aliados estratégicos al Instituto Interamericano de Derechos Humanos, la USAID Guatemala y a la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Guatemala, quienes han externado su apoyo “al trabajo” del Procurador.

También en el Legislativo tiene aliados influyentes. Dentro de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso cuenta con por lo menos cuatro diputados afines: Walter Félix, de URNG; Amílcar Pop, de Winaq; Sandra Morán, de Convergencia y Montenegro, de Encuentro por Guatemala.

Uno de los aspectos más visibles en todos los hechos alrededor de la “marcha de la vulva”, es el descarnado tráfico de influencias que ha sido notorio en torno a Jordán Rodas.

Entre los grupos locales que le manifestaron su adhesión resalta la Asociación de Estudiantes Universitarios. Un elemento que empaña el pronunciamiento del grupo es que la secretaria de esa organización, Lenina García, fue una de las mujeres participantes en dicha marcha.

Sumándose a los hechos cuestionables en su entorno, es que Dora Luvia Ruiz Méndez, esposa del magistrado de la Corte de Constitucionalidad, Francisco de Mata Vela, es empleada de la PDH. Similar situación se produce con la declaración de Nery Rodenas, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado, quien afirmó: “Es perverso que algunos diputados se aprovechen de una ofensa a un sentimiento religioso para cuestionar el trabajo del PDH”. Al expresar esto, Rodenas omitió decir que su hija, Cristel Arabela Rodenas Figueroa, también es empleada de la PDH.

Otra acción que creó polémica respecto al actuar de este oscuro personaje, fue cuando circularon imágenes de Jordan Rodas compartiendo con dirigentes de la UNE, las cuales causaron críticas contra el funcionario.

En las fotografías se observaba al funcionario riendo con los políticos, entre quienes destacaba el vicepresidenciable de la UNE, Carlos Raúl Morales. También aparecía una de las hijas de Sandra Torres y Pedro Sifontes, diputado electo por Quetzaltenango, lo que demostraba su alianza con dicho partido.

Y su más reciente desacato fue el 29 de octubre, cuando se presentó a la cita en la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, donde fue cuestionado sobre su actuar o más bien dicho, falta de acción ante diversas violaciones a los derechos humanos, en especial a la propiedad privada.

En dicha audiencia le recriminaron sobre su silencio en torno a la problemática en el Valle del Polochic, entre Alta Verapaz e Izabal, la cual se ha agudizado en la última década, donde los pobladores han sido manipulados por organizaciones que han generado invasiones y usurpaciones de tierras violentando así el derecho de muchos ciudadanos.

Como resultado de esa conflictividad la empresa Chabil Utzaj “se vio obligada a cesar operaciones provocando pérdidas y un impacto negativo en la economía de los pobladores por los despidos de 3 mil colaboradores y 9 mil de empleos directos”, pero el Procurador no se ha pronunciado al respecto.

En la audiencia a Rodas se le vio guiñando los ojos a los legisladores y bailando al ritmo de la música de los manifestantes que estaban afuera del Congreso, abruptamente se salió de la sala, en total desacato a quienes lo citaron, aduciendo que no había quórum y dejando burlados a los Congresistas que lo interpelaban,

Para esta semana se tiene previsto que en el Congreso de la República se solicite la remoción de este polémico personaje, quien al ser electo en julio de 2017, en su primera declaración ante la prensa, indicó que en los primeros 30 días se verían los resultados de su gestión, pero a casi 28 meses de estar al mando de la PDH, los resultados se siguen esperando.