El furgón con 126 migrantes en Guatemala, es sólo la punta del iceberg, columna de opinión por MELANIE MÜLLERS

La trata de personas es un lucrativo mercado criminal en la ruta hacia los Estados Unidos. El “producto básico” para este comercio ilícito son hombres, mujeres y niños. Los traficantes transportan a inmigrantes indocumentados a los Estados Unidos para trabajar en industrias lícitas, semi ilícitas e ilícitas. El principal objetivo de los traficantes es maximizar las ganancias, lo que a menudo resulta en la explotación física y mental de las víctimas. La venta y distribución de seres humanos traficados hacia los EE. UU. es un fenómeno mundial, regional y nacional. Las mujeres y los niños son traficados a distancias cortas dentro de los EE. UU. (Desde pueblos pequeños hasta ciudades más grandes) y también provienen de lugares tan lejanos como China, Ucrania y Tailandia.

La trata de personas comparte ciertas dinámicas con el tráfico de extranjeros, pero es diferente por tener los elementos adicionales de coerción y/o explotación. El contrabando de extranjeros produce beneficios a corto plazo. La trata, por otro lado, incluye la explotación a largo plazo para seguir produciendo beneficios. La criminalidad asociada con la trata generalmente continúa después de que los migrantes llegan a los EE. UU. Existen grados de voluntariedad asociados con la trata de personas, puede ser completamente voluntario, cuando el migrante elige libremente trabajar en el extranjero ó puede ser completamente involuntario, cuando los migrantes son secuestrados, confinados y sometidos a abusos. Los niños que son secuestrados en el extranjero para tráfico de órganos, trabajar en redes de pornografía infantil y prostitución,  los trabajadores migrantes que se ven obligados a trabajar en servidumbre forzada para pagar sus tarifas de “tráfico”.

La migración clandestina opera de manera muy similar a la migración legal, excepto que las fronteras de los Estados Unidos son cruzadas ilegalmente o se trafica con migrantes utilizando documentación falsificada o alterada. En el caso típico, el migrante firma un contrato y hace un pago inicial al traficante. A menudo, estos contratos contienen la estipulación de que los contrabandistas pueden retener a sus clientes como rehenes si ellos o sus familias no pueden pagar la tarifa total del contrabando. Esto hace que los migrantes sean vulnerables al abuso y la explotación y muchos migrantes se mantienen en condiciones de esclavitud hasta que pueden pagar sus tarifas. Las mujeres migrantes son especialmente vulnerables a la explotación sexual durante el traslado al extranjero o mientras están alojadas en “casas seguras” y pueden verse obligados a trabajar en la prostitución hasta que se paguen sus deudas.

Aquí hay un grado relativamente alto de complicidad entre funcionarios públicos corruptos  tanto en los países de origen como en los de tránsito que están facilitando estas operaciones clandestinas. De hecho, ha habido evidencia de cooperación, según el informe policial que revela datos de la unidad de la PNC que custodiaba el furgón con 126 migrantes el nueve de octubre del presente año. ¿Cuántas personas estarán involucradas en Estados Unidos?

El Servicio de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos, reportó que los traficantes corrompen a funcionarios de alto nivel, así como a funcionarios en puestos clave, como funcionarios de inmigración en aeropuertos, trabajadores consulares, embajadas en el extranjero, policías y funcionarios en puestos de control fronterizos tanto en los países de origen como en los de tránsito. Los funcionarios públicos corruptos aceptan sobornos a cambio de pasaportes, visas, ciudadanía y el tránsito a través de las fronteras. La red de corrupción facilita a las organizaciones criminales operar con máxima eficacia y la mínima interferencia, pero todos ellos solo son “pequeño peces” en el negocio de la trata… ¿Dónde están los verdaderos capos de esta mafia?

MELANIE MÜLLERS
MELANIE MÜLLERS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here