SHARE

El objetivo de nombrar a Luis Parra como presidente de la Asamblea Nacional es para que apruebe concesiones de campos petroleros para que sean explotados por Rusia.

Las sospechas se desataron desde el primer momento del golpe legislativo, cuando Vladimir Putin reconoció de forma automática a la junta directiva fraudulenta impuesta a la fuerza por el chavismo, pese a tratarse a un burdo vodevil orquestado desde el Palacio de Miraflores.

“Toda la maniobra de Parra (el falso presidente) y Maduro con el parapeto de la Asamblea Nacional es para buscar dinero fresco. Lo que hay detrás es un canje de bonos por campos petroleros”, desveló el diputado y presidente de la Comisión, Ángel Alvarado, tras obtener información reservada de personas allegadas al bufete Dentons, que asesora a la petrolera estatal PDVSA.

More from my site