SHARE

Las autoridades chinas han prohibido con carácter temporal salir de Wuhan (Hubei, China) a los más de 11 millones de habitantes de esta urbe, donde el pasado mes de diciembre se originó el nuevo coronavirus, que se ha propagado y ya se ha cobrado la vida de 17 personas.

La red de transporte local se mantendrá cerrada a partir de las 10:00 (hora local) de este jueves. Asimismo, el aeropuerto y las estaciones de tren tampoco estarán abiertas para los pasajeros.

La Comisión Nacional de Salud del país asiático cree que esta enfermedad, que ya ha dejado más de 400 infectados, podría mutar y propagarse, dado que se transmite a través del tracto respiratorio. Por ello hacen una serie de recomendaciones para contener el virus, incluida la desinfección y ventilación en aeropuertos, estaciones de tren y centros comerciales.