SHARE

Como resultado de las disposiciones tomadas por el presidente Trump, los bancos en
Estados Unidos en conjunto obtuvieron ganancias por 233 mil 100 millones de dólares
en el 2019, las segundas más grandes de su historia.
El leve descenso de las ganancias, respecto al 2018, se debe a la baja en las tasas de
interés, aplicada en la segunda mitad del año pasado. La Reserva Federal redujo su
tasa de referencia tres veces, a fin de estimular la economía estadounidense de cara a
la disputa comercial con China y a la desaceleración en el sector industrial.
El reporte de la agencia sobre los bancos refleja un sector robusto y sumamente
lucrativo. El número de bancos en dificultades cayó a 51 en el último trimestre del año
pasado, la cifra más baja desde 2006, justo antes de la crisis financiera mundial.