SHARE

El gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, ordenó el cierre de cines, gimnasios y otros lugares, mientras que los mandatarios de varios estados ordenaron a sus residentes utilizar mascarillas en espacios públicos, en medio de un drástico repunte de casos de COVID-19 en todo Estados Unidos.

Entre los lugares donde se implementaron las órdenes del uso de mascarillas se encuentra la ciudad de Jacksonville, Florida, donde el presidente Donald Trump -quien se resiste al uso del cubrebocas- planea aceptar la nominación como candidato presidencial del Partido Republicano en agosto próximo.

Menos de una semana después de que el alcalde Lenny Curry dijo que no se requeriría el uso de mascarillas, las autoridades de la ciudad ordenaron cubrirse el rostro en “situaciones en las que los individuos no puedan mantener la distancia social”.

La orden del gobernador entró en vigor de inmediato y permanecerá vigente durante al menos 30 días.