Alemania aprueba que mayores de 14 años puedan alterar sexo registral sin prerrequisitos, opinión de Melanie Müllers

Date:

Share post:

Los defensores de esta ley argumentan que elimina barreras burocráticas y asegura la autonomía individual. Sin embargo, ¿Dónde está la precaución necesaria para evitar posibles abusos o decisiones impulsivas?

Hoy mi espacio se redacta en un momento crítico de la historia legislativa alemana. La reciente aprobación de la Ley de Autodeterminación de Sexo Registral por la cámara baja del Parlamento alemán es motivo de gran preocupación para aquellos de nosotros que valoramos la protección de los derechos y la seguridad de nuestros ciudadanos, especialmente de los más jóvenes.

Esta ley, que entrará en vigor el próximo 1 de agosto, otorga a los mayores de 14 años el derecho de alterar su nombre y sexo en el registro civil sin la necesidad de presentar informes periciales ni obtener una decisión judicial. ¿Pero, a qué costo?

La necesidad de presentar informes periciales y obtener una decisión judicial en casos de modificaciones en el registro civil no debe subestimarse. Estos requisitos actúan como salvaguardas importantes para garantizar que cualquier cambio en la identidad legal de una persona se realice de manera informada y responsable. Los informes periciales, elaborados por profesionales capacitados en psicología y salud mental, ofrecen una evaluación completa de la situación individual de la persona que solicita el cambio.

Estos informes no solo consideran la identidad de género autoexpresada, sino también factores como la salud mental, el bienestar emocional y las posibles implicaciones sociales y familiares del cambio propuesto. La evaluación judicial adicional proporciona una capa adicional de revisión y supervisión, asegurando que cualquier decisión tomada sea justa y equitativa para todas las partes involucradas.

Eliminar estos requisitos podría dar lugar a consecuencias no deseadas. Sin informes periciales ni decisiones judiciales, existe el riesgo de que las personas tomen decisiones impulsivas o mal informadas sobre cambios que pueden tener un impacto significativo en sus vidas y en la sociedad en general. La falta de evaluación profesional podría dejar a las personas vulnerables desprotegidas y expuestas a riesgos emocionales y sociales. Además, la ausencia de una revisión judicial podría erosionar la confianza en el sistema legal y socavar la integridad del proceso de modificación del registro civil.

La necesidad de presentar informes periciales y obtener una decisión judicial en casos de modificaciones en el registro civil no solo es una cuestión de procedimiento burocrático, sino también una salvaguarda fundamental para proteger los derechos y el bienestar de todas las personas involucradas.

Se nos dice que esta medida es un paso hacia la inclusión y la igualdad, pero ¿A quién realmente beneficia? ¿Qué protecciones existen para los menores de edad que pueden tomar decisiones irreversibles sin el suficiente discernimiento? ¿Dónde queda la responsabilidad parental en este proceso?

Los defensores de esta ley argumentan que elimina barreras burocráticas y asegura la autonomía individual. Sin embargo, ¿Dónde está la precaución necesaria para evitar posibles abusos o decisiones impulsivas? ¿Es responsable permitir cambios tan significativos sin la debida orientación y asesoramiento?

Las preocupaciones sobre la protección de los derechos y espacios de las mujeres también son válidas. ¿Cómo garantizaremos que esta ley no se convierta en una herramienta para invalidar las protecciones establecidas para las mujeres en nuestra sociedad?

Es evidente que esta ley plantea más preguntas que respuestas, considero una locura el que cada año se puedan gestionar cambios por si la persona cambia de opinión. No podemos ignorar las posibles ramificaciones negativas y los riesgos asociados con su implementación. La obligación como legisladores debe ser la de proteger y salvaguardar los derechos de todos los ciudadanos, especialmente de los más vulnerables.

En lugar de apresurarse hacia políticas que pueden tener consecuencias imprevistas, debemos tomarnos el tiempo necesario para considerar todas las implicaciones y buscar soluciones que equilibren la autonomía individual con la protección de los derechos y la seguridad de nuestra sociedad.

La necesidad de presentar informes periciales y obtener una decisión judicial en casos de modificaciones en el registro civil no solo es una cuestión de procedimiento burocrático, sino también una salvaguarda fundamental para proteger los derechos y el bienestar de todas las personas involucradas.

La opinión de este artículo es ajena a Noticiero El Vigilante

spot_img

Related articles

Declaraciones de la exministra de Comunicaciones, Jazmín de la Vega

https://youtu.be/b9L-wcTVz10  a su salida de la sede central del Ministerio Público (MP), en la zona 1, tras comparecer por...

Solicitud de antejuicio contra gobernador de Guatemala Diego Eduardo de León

https://youtu.be/Y9k5dF0maOI La Sala Primera de Apelaciones del Ramo Penal dio trámite a una solicitud de antejuicio planteada en contra...

La inflación sigue al alza en Guatemala

https://youtu.be/4Ybrr0urav8 La inflación se situó en el 3,4% en abril, frente al 3,2% de marzo. En cuanto a los...

El Ministerio Público lidera requisa en Granja de rehabilitación Pavón

https://youtu.be/_Sc8YTe7QLY El Ministerio Público, lidera una requisa en la Granja modelo de rehabilitación Pavón en el marco de la...