El protocolo de procedimientos, opinión por J. Fernando García Molina.

Date:

Share post:

Así como el depredador busca instintivamente el cuello de su presa para inmovilizarla y después, sabiéndola inerme, quitarle la vida y devorarla; así “La Maquinaria”, depredador humano, infama la honorabilidad de su víctima, buscando despojarlo de su valor dentro de la sociedad y, cuando ya le ha debilitado, convoca a otros opresores para realizar sus fines de vasallaje.


La primera parte del procedimiento, la más importante, consiste en denigrar a la persona objeto del ataque. Se debe destruir su imagen pública, romper su reputación. El prestigio de la empresa, institución o gobierno a cargo de esa persona se hunden junto con él o con ella. La honorabilidad, que muchas veces sólo se consigue construir después de una vida pública estricta, plena de dignidad y decoro es considerada, por quien la posee, como propiedad de igual o mayor valor que la riqueza física que haya logrado atesorar. Lo irónico ―y perverso― es que quienes se esfuerzan en abatirla son individuos que carecen de ella, quienes no la han tenido jamás. Se trata de seres repudiables que cobran por cometer actos tan abominables como difamar.

Hacen ver a la persona cuya honorabilidad intentan destruir, como una amenaza para la seguridad del mundo libre o de su país. Si no resulta creíble, le acusan de ser una amenaza para la democracia, la libertad o los derechos humanos. Los sindican de ser ladrones, estafadores o de lavado de dinero. A los patriotas, obsesionados con proveer un gobierno probo a su país, les llaman golpistas. Cierto personaje fue acusado de genocidio. Para ello, tergiversaron ―a propósito― el significado jurídico de ese término. Siniestra y ruin, “La Maquinaria” se presenta como si tuviera la obligación moral de salvar al “mundo libre” de tales amenazas. Así, pretende justificar los medios que emplea, que por lo general son innobles.

Guatemala ha sido víctima de “La Maquinaria” que nos ha atacado con una prolongada e intensa campaña de falsedades, calumnias, embustes y engaños con abundante desinformación. Es vergonzoso reconocer que, en su inicio, esas acciones fueron desarrolladas por guatemaltecos. Los guerrilleros iban (lo siguen haciendo) al norte de Europa en busca de fondos. Dramatizaban y exageraban actos cometidos por el ejército, convirtiendo en víctima del gobierno y de la “clase dominante” a la población rural. Ellos eran los salvadores y los europeos, embobados, los mecenas.

De Daniel Pascual ahora y de Rodrigo Asturias antes, se dice que conocen sus hoteles de lujo mejor que cualquier guatemalteco adinerado. A principios de los años 80, Vinicio Cerezo se sumó a la campaña de desprestigio de los guerrilleros, pero en EU, buscando su promoción política. Muchos otros han hecho lo mismo. Ahora, en 2023 fue Bernardo Arévalo el encargado de desprestigiar a nuestro país. Denunció un golpe de estado en contra suya, un complot para asesinarlo, autoridades judiciales y jueces corruptos, coludidos para evitarle asumir. Logró así, crear distractores para ocultar señalamientos y algunas evidencias de fraude electoral.

Muchos más, contribuyeron a crear una pésima imagen de nuestro país ante otros países, pero con mayor fuerza y recursos, ha sido “La Maquinaria” quien nos ha llenado de ignominia. Han creado una visión muy alejada de nuestra cotidiana realidad. El mundo nos ve como un país pobre, ignorante, desnutrido, triste, salvaje… Con dolor patrio, hay que reconocer que han sido exitosos, tanto que incluso hay quienes, dentro de nuestro país creen que así es, sin poder ver hacia los lados donde por doquier hay un entorno distinto.

Algunos, ignorando que el G8 se refiere a los ocho países de mayor desarrollo en occidente y Rusia, piensan que se trata de 8 grupos familiares que en Guatemala poseen toda la riqueza nacional, que la obtuvieron a cambio de empobrecer a otros 3.3 millones de familias que viven en pobreza extrema y que, en cierta forma son una categoría de esclavos suyos. Tal “G8”, maneja el narcotráfico y es contraparte en la corrupción de los gobiernos. No solo incurren en error, sino lo emplean para denigrar a nuestro país ¡Apátridas! Cuando pienso en gente adinerada, como Mario López, quien fuera el hombre más rico de Guatemala, de CA y de más allá, percibo a un trabajador incansable, que cuando ya era billonario, siguió trabajando sin descanso. Me pregunto si causó el hambre de una sola persona pobre. Me respondo que, por lo contrario, benefició a millones de clientes suyos quienes, con total libertad, contrataron sus servicios. Hay muchas, muchísimas otras personas que se esforzaron, asumieron riesgos, vencieron obstáculos y trabajaron sin descanso como lo hizo Mario López y que, como él, generaron riqueza sirviendo a la comunidad.

Este siglo, si no antes, “La Maquinaria” se sumó a esa narrativa siniestra, señaló a nuestros gobiernos anteriores y al actual como corruptos. Gustavo Porras lo describió con suma precisión: Sin romper la institucionalidad del país, crearon la CICIG, y la colocaron por encima de nuestro orden judicial. Un poder fuerte y dominante por encima del poder del ordenamiento constitucional.


La segunda etapa consiste en buscar aliados, estrategia a la que “La Maquinaria” dio inicio cuando, con apoyo de la OEA, instigó y participó en la guerra civil de República Dominicana (24.4 a 3.9 de 1965). Simultáneamente, en Indonesia entre 1964 y 65, Estados Unidos (y sus aliados) fomentó y tomó parte en el golpe de estado contra Sukarno. Fue hasta 50 años después, que el Tribunal de La Haya declaró, que Estados Unidos, Australia y el Reino Unido habían sido cómplices en la matanza de medio millón de personas. Antes de 1965 sin alianzas ni sutileza alguna, Estados Unidos actuaba por su cuenta. Entre 1945 y 1946 envió a 50 mil marines al norte de China para apoyar su guerra contra Japón. En 1915, su Armada invadió el puerto de Veracruz y masacró a la población civil. En el siglo XIX, también sin decir agua va, invadieron y se apropiaron de Texas, California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, una parte de Colorado, Oklahoma y Wyoming que hasta entonces pertenecían a México.

Pasado 1965, “La Maquinaria” dejó de operar de manera unilateral. Buscó aliados entre quienes dispersar cualquier señalamiento o reclamación por los crímenes que cometía. Por ejemplo, la invasión a Irak dejó entre 400 mil y un millón de muertes sin registrar. Entre ellos destaca la masacre de Haditha (19.11.2005) cuando miembros del tercer batallón de marines asesinaron a indefensos civiles iraquíes. La responsabilidad de ese y otros muchos crímenes quedó diluida entre todos los países que se sumaron a la invasión, más de 13 a su término (18.12.2011).

Ahora “La Maquinaria” ya no necesita fastidiarse buscando aliados como en 2003, cuando decidió convertir en ruinas a Bagdad y solo UK y España lo acompañaron la primera noche; los días siguientes, uno a uno, se fueron sumando otros países. Ahora Canadá y la mayoría de los países europeos, la UE, la OEA, la OCDE, la OTAN, la ONU y sus múltiples organizaciones como la OMS, y muchas otras de menor importancia, están alineados y muestran anuencia a apoyar al Imperio sin mayor discusión. Saben que sus finanzas pueden estar en riesgo si no cooperan. El Banco Central Europeo, el FMI, el BM, el BIRF, el BID y otras entidades financieras siguen, sin mayor discusión, las instrucciones de Washington. La reflexión de índole moral está ausente.

Es posible vislumbrar el poderío del Imperio al considerar todas las instituciones y países que en 2022 se alinearon contra Rusia en su guerra contra Estados Unidos, misma que aún se libra en territorio de Ucrania, ahora devastado. Incluso la lejana Australia y Japón formaron filas con el Imperio. Latinoamérica fue forzada a apoyar, pero lo hizo con reserva. Los más sumisos mostraron entusiasmo, así, después de preguntar dónde quedaba Ucrania, ciertas muletas tocaron suelo de ese país. Como Rusia es un enemigo con más de cien años de antigüedad, la imagen de Vladimir Putin empezó a ser socavada desde antes de que asumiera el poder al suceder a Boris Yeltsin (31.12.1999).

La opinión de este artículo es ajena al Noticiero el Vigilante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Related articles

Incendio en planta eléctrica en ruta a El Salvador

https://youtu.be/VYegqfXumH0 Se registró un incendio en planta eléctrica ubicada en el km 23, ruta a El Salvador. Bomberos Voluntarios ya...

Elon Musk ya ha implantado el primer chip cerebral en un ser humano

https://youtu.be/lO4Vbw2JnsA La compañía Neuralink, propiedad del multimillonario Elon Musk, ya ha implantado el primer chip cerebral en un ser...

Karly de Rodríguez expone: ESI Una Agenda Ideológica Con La Finalidad Única Del Placer. Parte 3

https://rumble.com/v4eo2ku-esi-una-agenda-ideolgica-con-la-finalidad-nica-del-placer-con-karly-de-rodr.html Karly de Rodríguez expone: ESI Una Agenda Ideológica Con La Finalidad Única Del Placer. Parte 3 A continuación abordamos...

Abordando la Creciente Amenaza de Deepfakes y Desinformación con Inteligencia Artificial, opinión por Melanie Müllers

En el contexto de las futuras elecciones en diversos países, se evidencia un creciente fenómeno de desinformación impulsado...