La visa, opinión por J. Fernando García Molina.

Date:

Share post:

En la parte final de Los Miserables, obra cumbre de Víctor Hugo, Javert, el policía que ha perseguido incansablemente a Jean Valjean, durante gran parte de la vida de ambos, convencido de haber estado agobiando a un hombre justo, se sumerge en el Sena, para suicidarse. Bien harían los funcionarios del DoS de seguir el ejemplo de Javert en el río Mississippi. Pero sería necesario que tuvieran capacidad para distinguir entre lo que está bien y lo que está mal, lo que es correcto y lo que no lo es. Empero, tal consciencia podría estar ausente en ellos.
“La Maquinaria”, enfocada principalmente en política internacional, ha conseguido persuadir a muchos Estados de unirse al Imperio. Ofrece que al hacerlo habrá mucha prosperidad. “Nadie promete tanto como aquel que no va a cumplir”, dice un refrán. En América, EU tiene pocos opositores. Uno de ellos, El Salvador, con determinación, reunió a representantes de todos los países acreditados ante su gobierno (4.5.2021) para declarar que prioriza la soberanía nacional y que no se uniría al Imperio. EU, anticipando dificultades en esa reunión, declinó asistir y su Embajador se confinó en la embajada. Después, reaccionó con falsas acusaciones, se acercó más a los partidos opositores, visitó a la prensa cooptada… y le enseñó la lengua a Bukele. Aquel debió ser el mayor triunfo diplomático del gobierno salvadoreño. Guatemala en cambio, mantuvo su patética política de “Quedar bien con el diablo”.


El Salvador escogió entre la desconocida y proscrita China y Estados Unidos, el “amigo” de toda su vida constitucional. Optó por China y los resultados, tres años después, demuestran que tomó la decisión correcta. Nosotros, en Guatemala, nos mantuvimos con Estados Unidos, nuestro antiguo patroncite. El que nos cuida y protege como padre diligente, señala el camino correcto y dice cómo gobernarnos. Además, gusta de humillarnos, tratarnos mal y mancillar la dignidad nacional. Pero nos hemos ido habituando. Aún peor, muchos ciudadanos, incluso ilustrados, parecen sufrir lo que lapsicología social llama “The Stockholm sindrome”. Cuando alguien denuncia verdades que les resultan incómodas sobre el Imperio, sus abusos, arbitrariedades o crímenes; en ellos se genera una actitud negativa hacia quien denuncia y sobreviene un sorprendente intento de negar, para protegerlo.

El presidente Giammattei representa la unidad de la nación y está a cargo del resguardo de la dignidad nacional. Antes de la visita de la señora Harris (6.6.2021) el Gobierno y el Congreso de Estados Unidos habían tildado de corrupto a nuestro presidente constitucional. No se trata de decidir si las acusaciones tenían fundamento o eran falsas, sino cuestionar el derecho que pudiera asistirlo para inmiscuirse en asuntos nuestros. Importa entender que con solo hacerlo ya están agrediendo nuestra soberanía y ofendiendo a todos los connacionales. Quizá Giammattei debió delegar en el Vicepresidente Castillo los actos protocolarios de recepción. Sin embargo, se hizo el papo, como si no hubiera pasado nada. Su fingida cordialidad fue interpretada como sumisión (no podía ser de otra forma, porque eso era). Fue retribuida con múltiples humillaciones posteriores.

Además, por esas fechas fue publicada la “Lista Engel” que entonces incluía a veinte guatemaltecos a quienes tildaba de corruptos (ahora lo hace con 49 o más). No ofrecía prueba alguna que condujera a un veredicto de corrupción. Sin cargos, no puede haber defensa. El listado, que incluía a conocidos criminales, en realidad estaba dirigido a destruir el buen nombre de patriotas, diputados, magistrados, expresidentes… Es lógico pensar que prófugos de la justicia guatemalteca que viven en EU bajo la protección de “La Maquinaria”, fueron quienes propusieron este listado. En la lista figuran quienes los denunciaron y colaboraron para demostrar los crímenes por ellos cometidos. Se podría tratar de un vulgar acto de venganza. El DoS los utiliza para alcanzar sus fines aviesos. Giammattei no protestó por aquel innoble listado. No hizo la obligada defensa de los ciudadanos así mancillados. Después, él mismo fue difamado a niveles extremos.

Pero no ha sido él el único mandatario a través del cual el imperio ha injuriado a los guatemaltecos. Hace nueve años (3.6.2015) aconteció una situación insólita: Como salido de una escena de “El país de los simios”, en una conferencia a la que había sido invitado junto a otros diplomáticos, súbitamente el embajador Robinson hizo a un lado al presidente Pérez y se trepó en el podio presidencial. Nadie podía creerlo. Respecto a la intromisión de EU en Guatemala, el analista Gustavo Porras dijo: “La sola presencia del embajador y que se haya colocado en el podio presidencial no es para nada un error o algo de lo que no se hayan dado cuenta. Es una medida perfectamente calculada” ―por ese gobierno. Las últimas tres presidencias y la actual, han sido tildadas de corruptas (derecho que debiera ser privilegio exclusivo de los guatemaltecos).

La lista Engel, llegó acompañada de otra forma con la que se busca robar el prestigio y buen nombre de las personas: El retiro de la visa para ingresar al territorio de Estados Unidos. Este hecho, es divulgado ampliamente a través de NetCenters y otros “comunicadores” sociales. También la prensa que recibe financiamiento del señor Soros y otros medios cooptados por “La Maquinaria”, así como por periodistas que disfrutan viendo hacer leña con quienes no conocen, pero se deleitan imaginando que alimentarán la hoguera. Ellos, y esa deformación cultural nuestra, que nos induce a creer, con suma facilidad, todo lo malo que se pueda decir de cualquier persona. Al mismo tiempo hace que de inmediato sospechemos falsedad y nos convierte en suspicaces y escépticos cuando se aduce a otro, un acto generoso, heroico o patriótico.

Además, se trata de un acto ilegal, según opina un abogado amigo que conoce muy bien el sistema legal de Estados Unidos, y me comentó: Es curioso que nadie haya recurrido a la Corte Suprema acá, porque cancelar visas a periodistas, comunicadores, creadores de opinión y otros es violatorio de la primera enmienda. Clara e inequívocamente y sobre todo como en este caso, que no han sido imputados o vencidos en juicio. Es lamentable, muy cruel y absurdo. Además, viola la Primera Enmienda, como te copio aquí mismo:

Congress shall make no law respecting an establishment of religion, or prohibiting the free exercise thereof; or abridging the freedom of speech, or of the press; or the right of the people peaceably to assemble, and to petition the government for a redress of grievances.

La estrategia de retirar la visa para ingresar a Estados Unidos es perversa, y quizá por ello, ha cobrado auge recientemente. Dejar de hacer turismo en Miami o Nueva York no causa mayor problema, los viajes por salud pueden ser desviados hacia España y otros países, la visita a familiares puede ser a la inversa y gran parte de la necesidad de viajar por negocios se puede sustituir con ZOOM. Pero el retiro de la visa no busca que las personas dejen de ir a ese país. Al hacerlo de conocimiento público, lo que busca es denigrar, causar una percepción de contraste entre quien retira la visa y a quien dejan sin ella. Los primeros, son buenos, honrados, íntegros, razonables, justicieros… Los otros son lo contrario, malvados, corruptos, mentirosos, deshonestos…

Empero, cuando tal medida es aplicada sobre patriotas, sobre empresarios que rehúsan doblar la rodilla, sobre académicos, sobre periodistas independientes y dignos, sobre magistrados, jueces, fiscales, diputados y otros funcionarios que actúan en diligente cumplimiento de sus deberes, así como sobre otras personas de bien, tal agravio se revierte. Los buenos resultan ser los malos. Ellos, además, como el mismo Eliot Engel, tienen techo de cristal. Es fácil descubrir que su historia de vida contiene actuaciones deplorables, mucho más graves y reales que las que endilgan a quienes acosan.

En vez de crear villanos identificaron a quienes, con el tiempo, la población habrá de considerar héroes. Me gustaría sugerir a quienes retiraron la visa, que no lo oculten, que, por lo contrario, lo divulguen ampliamente, como si se tratara de una condecoración. No hay culpa, no hay de qué avergonzarse. El delito no es suyo. La prepotencia y abuso por parte de “La Maquinaria” no debe, de manera alguna causar bochorno por parte de quien es víctima. Sucedió a la señora Meng Wanzhou, directora y propietaria de Huawei quien después fuera justamente honrada por el gobierno chino.

Si un país, como Estados Unidos, persevera en una política que impide el ingreso de personas valiosas y al mismo tiempo, concede asilo y protección a criminales y delincuentes prófugos de la justicia en sus países de origen, sucede como a un inodoro. Si se retiene y agrega más caca, al tiempo que se impide el paso de agua limpia y clara, el lugar se llenará de lombrices, moscas y alimañas. Pasado el tiempo, solo habrá sabandijas, bichos y lacras.

La opinión de este artículo es ajena al Noticiero el Vigilante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Related articles

Milei prohíbe el lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en la administración pública Argentina

https://youtu.be/eM5NyiSntzg El Gobierno de Argentina ha anunciado un veto en toda la administración pública para la utilización del lenguaje...

Michigan inches Biden and Trump closer to 2020 rematch as Super Tuesday approaches, by Michael Lee

Biden and Trump hold commanding leads after early primaries.Voters in Michigan handed decisive victories to President Biden and...

La Batalla Contra los Incendios Forestales en Guatemala, opinión por Melanie Müllers

Hoy, en el centro de esta tragedia, nos encontramos con valientes ciudadanos, brigadistas y personal de primera respuesta...

Caso Penal en su contra con el Pastor Caleb Dávila

https://rumble.com/v4g4b0b-caso-penal-en-su-contra-con-pastor-caleb-dvila.html Caso Penal en su contra con el Pastor Caleb Dávila En el contexto del debate sobre leyes controvertidas, se...