Cuando un amigo se va, opinión por J Fernando García Molina

Date:

Share post:

Hace casi diez años, publiqué el artículo que reproduzco más abajo con algunas ampliaciones. Entonces, aún no había acontecido que Washington decidiera quién habría de decidir tan de cerca el destino de Guatemala. Si alguna, o más de una vez lo hizo, no fue ni con el grado de detalle, ni con la prepotente intervención de ahora. No se supo que los diputados fueran amenazados con la supuesta pérdida de su honorabilidad, de etiquetarlos, miserablemente, como corruptos, para obligarlos a seguir las instrucciones del DOS, como aconteció la semana anterior. Quizá antes sobornaron a más de uno. Ciertamente algunos, como Taracena, acudieron, solícitos a recibir “órdenes en inglés” pero la desfachatez actual de Estados Unidos no tiene antecedente, ni en 1954.
Confío en que la generosidad del lector permita aceptar este “refrito”.

A finales del siglo pasado, sobre la Avenida de la Reforma, hubo una manifestación en contra de Estados Unidos. Antes hubo otras, no muchas, pero la que refiero fue insólita. No existía antecedente así en Guatemala. Esa vez, los congregados quemaron una bandera de ese país y pisotearon sus cenizas.

El grupo que así procedió estaba formado por obreros y estudiantes, universitarios y normalistas. Vociferaron trilladas consignas de la izquierda internacional, acaso sin comprender su significado. Era obvio que, al menos a los más jóvenes, eran dirigidos por agitadores profesionales. Posiblemente, personas formadas dentro de antiguas organizaciones nacidas o incubadas durante el gobierno de Arévalo, eran quienes lideraban el evento. A mí me pareció algo escandaloso, una injuria terrible contra un país amigo.

Otros países, principalmente de Eurasia, el Golfo Pérsico y el norte de África, pero también en Europa Occidental y del sudeste asiático, quemar la bandera de Estados Unidos se había vuelto habitual. Era parte de casi todas las protestas contra ese país.

Las guerras contra Corea y Vietnam podrían justificar esa actitud en Asia. Pero en Europa resultaba más difícil de explicar. Aunque tardía, la participación de EU en la W WII había sido definitiva para el triunfo aliado. La entrada triunfal de su ejército en Italia y su apoyo a la Resistencia para liberar Francia, así como otras ciudades ocupadas por los nazis mereció vítores, agradecimiento y simpatía. Ni siquiera los soviéticos, con mayor sacrificio humano y bélico, fueron tan aclamados.

Sin embargo, sólo 20 años después, las muestras de repudio se volvieron frecuentes. Siempre me pregunté ¿por qué? ¿Eran los europeos mal agradecidos? ¿Habían olvidado los horrores de la guerra y su padecimiento durante esos años terribles? Tal vez la política de ocupación norteamericana que siguió a la guerra ―y que se mantienen a la fecha― causa ese proceder. Desde entonces, más de 40 países habían sufrido invasiones o intervenciones encubiertas por parte de Estados Unidos

¿Sería la quema de la bandera gringa la reacción a que cada vez que ese país fracasa en sus muchas veces torpe accionar diplomático, acude a la fuerza? ¿O es el rechazo a su auto asumida condición de Hermano Mayor o nodriza de la humanidad?

Hay muchos ejemplos, el de Irán no es único pero ilustra mejor: Desde el final de la W WII, la política norteamericana en el Medio Oriente descansaba sobre dos países amigos, Arabia e Irán, a quienes denominaba los “pilares gemelos”. Ambos gobiernos habían iniciado el complicado proceso de transformar la rigidez de la visión de vida de los musulmanes hacia la disipada forma de entender el mundo de los cristianos, agnósticos y ateos occidentales.

En 1978, J. Carter, entonces presidente de Estados Unidos, declaró públicamente que el shah Mohammad Reza Pahlavi, era el “líder de la sabiduría suprema y pilar de la estabilidad”. Pero el verdadero sentido de amistad entre países, por parte de Estados Unidos, fue evidente poco después. Ese mismo año, el mismo Carter, exigió al mismo Shah, una serie de reformas en favor de la democracia y de los derechos humanos en Irán.

El Shah, quien enfrentaba problemas con las reformas previas no pudo satisfacer las demandas de su “amigo” Carter y la revolución que ya se estaba gestando, favorecida por EU tuvo éxito, obligando al exilio del Shah quien falleció el año siguiente. El poder político en Irán fusionado con el poder religioso terminó en manos del Ayatolá Jomeiní quien fundó la República Islámica de Irán. Estados Unidos, no solo perdió a un aliado estratégico, sino también ganó al que hoy representa el límite de su poderío en el mundo árabe.

Con diferentes historias y situaciones quizá menos extremas, esa misma política condujo a similares resultados en otras regiones del mundo. La gente ama la tecnología desarrollada por Microsoft, Intel, Google y muchas empresas y científicos norteamericanos. Respeta la creatividad y generosidad de sus pueblos. Empero, cada vez más, detesta a su gobierno.

Las 13 colonias, cuando se declararon independientes de Gran Bretaña, ocupaban una extensión territorial de solo 737 mil km2. Hoy, el territorio total de Estados Unidos es de 9.1 millones de km2. Ha expandido su territorio 12.4 veces con compras e invasiones. De allí, resulta extraño que vista de blanco ante situaciones semejantes en otros países. El ánimo belicista de Estados Unidos es intenso. El listado de estados invadidos, que han sufrido su presencia militar impuesta, promoción de golpes de estado, operaciones encubiertas, donde han causado revoluciones, financiado manifestaciones con violentos bloqueos, desestabilización, “sanciones” económicas, asedio financiero… es extenso, hay demasiadas víctimas.

En nuestra empobrecida América Central, en 1989 Estados Unidos invadió Panamá, entre 1983 y 1986 proveyó armas a los “Contras” en Nicaragua. Mucho antes, en Guatemala proporcionó apoyo aéreo a Castillo Armas para derrotar a Árbenz Guzmán. En 1983 los valerosos Rangers invadieron heroicamente a la caribeña isla de Granada en la así llamada Operación Urgent Fury. A fines de 1989 invadieron Panamá, en un operativo llamado Operación Causa Justa, donde secuestraron al Presidente Noriega. Recuerde que son expertos en construir, sobre la base de ciertas verdades, narrativas de corrupción extrema.

¿Quieres ser amigo del bravucón? ¡Cuidado! Si eres sensato y respondes ¡No!: Te puede golpear a ti.

Los registros de Wikipedia presentan las intervenciones militares de Estados Unidos en otros países. Sólo la reproduzco en los últimos años porque es muy amplia, especialmente en el siglo XVII. Durante los últimos 60 años: Vietnam (1959-1975), Líbano (1983), Libia (1986), Siria (2014), Afganistán (1998), Irak (2003-2011 Y 2014), Indonesia (1965), Somalia (1993-94 , 2007 y 2012), Yemen (2012), Pakistán (2012), Granada (1983), Haití (2004), República Dominicana (1965), Chile (1973), Argentina (Operación Cóndor 1976),), Sudán (1998), Bosnia y Herzegovina (1995), Yugoslavia (1999) y Filipinas (2002).

Nosotros, en Guatemala, hemos disfrutado la amistad de Estados Unidos. En 1960 convencieron al presidente Ydígoras para permitir que el territorio nacional fuera campo de entrenamiento para los patriotas cubanos que participaron en la invasión de Bahía de Cochinos. Quizá tuvieron que presionarlo pues permitirlo significó autorizar la presencia de ejército gringo ―Comando Sur― en Guatemala, causándole dificultades con el Ejército Nacional, como efectivamente sucedió. Castro repelió el asalto y EU no dio el apoyo militar ofrecido a los cubanos, que quedaron en una ratonera donde muchos fueron masacrados, otros heridos y algunos apresados.

Quizá fue por represalia, que Castro apoyó con tanta intensidad a la guerrilla guatemalteca. Les proveyó dinero, armas, municiones, entrenamiento, contactos… Por su parte, nuestro país “amigo” condenó al Ejército Nacional por ¡violar los derechos humanos de los guerrilleros y sus aliados! Prohibió la venta de suministros, armas y repuestos para el armamento que ya era escaso.

Mucho después, en 2014, el gobierno de Obama puso como condición que Guatemala debía indemnizar a las personas (o sus descendientes) perjudicados con la construcción del embalse Chixoy, construido 30 años atrás, y poner a funcionar la ley de adopciones que ellos impulsaron. Solo así, además de tener sus pagos al día, podía seguir siendo sujeto de crédito por parte del Banco Mundial y del BID. Para darle prisa dejó en suspenso la ayuda militar hasta que concluyeran los encargos.

Los gobierno nacionales han fallado muchas veces y durante mucho tiempo dejando de cumplir con sus compromisos y obligaciones, principalmente con los guatemaltecos. Sobre eso no queda ninguna duda, su dejadez debiera ser punible. Al menos merecen amplia y profunda repulsa popular. Pero esa condena es interna, es tarea de los guatemaltecos y la prensa independiente. Juzgar la pésima ejecución pública que cubre de ignominia a la conducción pública de nuestro país es asunto nuestro, no de otros.

Estados Unidos nunca pierde amigos, porque no se puede perder lo que no se ha tenido jamás. Los gobiernos de ese país no entienden el significado de la amistad como lo entendemos nosotros, matizado con ideas de honor, vergüenza, solidaridad. Entendemos la amistad como algo recíproco, nos prohibimos juzgar al amigo, y aún más, hacer señalamientos en contra suya ante otros. Estados Unidos no lo ve así, no tiene amigos, tiene intereses.

Nuestro gobierno debe dejar de pensar en el de Estados Unidos como un gobierno amigo. No lo es, ni lo ha sido jamás. Debemos suspender la dependencia, veamos sus ayudas como limosnas y no las aceptemos más. Es necesario crear una política específica hacia ese gobierno en la que, con fría cortesía, busquemos proteger los intereses de los guatemaltecos, especialmente de quienes sostienen relaciones privadas con ciudadanos y empresas de ese país. Porque, como suele decirse, con amigos así, ¿quién necesita enemigos?

La opinión de este artículo es ajena al Noticiero el Vigilante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img

Related articles

Asociación de sacerdotes mayas de Guatemala celebran el año nuevo Maya

https://youtu.be/AshGzn9I0JQ La Asociación de sacerdotes mayas de Guatemala celebran el año nuevo Maya el cual es el 5140. Se celebra...

Peso Pluma cancela su gira por Latinoamérica por problemas personales

https://youtu.be/XEN2SbGSgYk El artista mexicano Peso Pluma canceló esta madrugada por problemas personales su gira por Sudamérica, incluido su actuación...

Incremento de 37% uso de tarjetas de crédito en 2023

https://youtu.be/_MiVswA9O_E La aceptación de la tarjeta de crédito en los comercios como la cotidianidad, a partir de la pandemia,...