SHARE

Entre las medidas tomadas el día martes en el Congreso, a petición del presidente Alejandro
Giammattei, está la aprobación de 700 millones de quetzales destinados para cupones
canjeables en supermercados, tiendas y farmacias; dicho programa estará a cargo de los
ministerios de Agricultura y Desarrollo Social.
Estos cupones serán entregados a personas “en situación de vulnerabilidad”, entre los que
se incluirá a adultos mayores. El monto de cada cupón aún no está establecido, debido a que
dependerá de la cantidad de beneficiarios que determinen los ministerios a cargo.
También aprobaron que las próximas dos cuotas de las tarjetas de crédito y préstamos
fiduciarios, prendarios o hipotecarios podrán aplazarse y esa deuda podrá pagarse durante
seis meses. En el caso de las micro, pequeñas y medianas empresas, la prórroga podrá ser
hasta de tres meses.
Otra de las medidas solicitadas por el mandatario, y aprobada por los diputados, es que
quienes se atrasen en pagos de colegiaturas o cuotas de universidad no tengan
inconvenientes.
La disposición aprobada prohíbe el cobro de multas, mora o intereses por atrasos en pagos
mientras dure el estado de calamidad.