Home OPINION En el día de la Madre,columna de Opinión de Luis Javier Crisóstomo

En el día de la Madre,columna de Opinión de Luis Javier Crisóstomo

Tanmi Tnam
En Guatemala, el Día de la Madre se viene celebrando cada 10 de mayo desde 1968 según el Decreto No. 1794 del Congreso de la República. Esta ley establece que las madres trabajadoras en los sectores público y privado, deben gozar de asueto. Bueno, con o sin ley, la madre merece admiración, respeto y cariño hoy, mañana y siempre.
Mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños siempre tienen que acordarse de mamá por cualquier motivo: por la vida, por el cuidado, por mucho amor en todas las edades, por los consejos para aprender a vivir, por las llamadas de atención, por el modelo de vida, por numerosos conceptos y prácticas de cariño y ternura. Gracias a mamá estamos todos en este mundo por lo que la vida continúa. Mamá, la persona admirable que espera a la hija y al hijo trabajador, honrado, emprendedor, solidario, humilde, agradecido y respetuoso. Son las hijas e hijos que le arrancan sonrisas, alegría, tranquilidad y agradecimiento. Es la presencia y la alegría de las hijas y de los hijos que generan discursos desde el corazón de mamá. Recuerden, mamá tampoco olvida a la hija o al hijo irresponsable, corrupto, vago y mentiroso. Nada más siente vergüenza, guarda silencio y pide que algún día reflexione y que regrese y tome el camino bueno. Madres con mucho esfuerzo por compartir cariño con uno, dos, tres, cinco o diez hijos, siempre hay comida para todos, en muchos momentos del día se acuerda de cada uno, repasa vivencias y anécdotas con cada hijo o con cada hija. No hay que hacer sufrir a mamá y por eso todos los días merece admiración, saludo, poesía y discursos con mucho espíritu. Al conversar con mamá a las palabras hay que ponerles espíritu y dulzura para que no duelan y para que no hagan llorar a mamá.

Día de la Madre: ¿cuál es su origen y por qué se celebra? | Vivus.es

En nuestro país vale la pena revisar las condiciones en que viven muchas madres. Algunas de muy avanzada edad que todavía esperan el retorno del hijo que desapareció durante el conflicto armado, las madres que viven cumpliendo roles de madre y padre debido a múltiples razones, a las madres que suspiran por las hijas e hijos que han emigrado, las madres que despidieron al hijo cuando emigró y ya nunca supo más de él o de ella, las madres que sufren al ver a los hijos sin empleo, el dolor que sienten las madres porque escasean o no hay oportunidades de educación para los hijos, en fin, son tantas las condiciones que complican la alegría de muchas madres. Es lamentable el caso de muchas madres que reciben como pensión alimenticia una miserable cantidad al mes para darle comida, educación, salud, recreación y mejor futuro para 3, 5 o más hijos. Cómo mejorar las condiciones de vida de aquellas madres que no reciben ni el salario mínimo en el trabajo que tienen. Las madres que pertenecen a pueblos originarios sufren permanentemente de discriminación, racismo y desprecio en todas las instituciones públicas y por lo mismo necesitan de políticas y programas de educación, salud, participación y seguridad.

Día de la madre: Tips para celebrar con mamá en pandemia

Ahora que el país vive los días de campaña electoral, muchos candidatos hacen muchas promesas a miles de madres con varias necesidades. Son los ofrecimientos que nunca se cumplen. Basta revisar el presupuesto de muchas instituciones, especialmente las que funcionan en el nivel local, no hay presupuesto para acciones que beneficien a las madres. Estas madres, como muchos ciudadanos solamente dan el voto a cambio de algunas libras de frijol, una botella de aceite comestible o un refresco.

Todos los días, las madres guatemaltecas merecen de la admiración, el respeto y el afecto de las hijas, de los hijos y de las autoridades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here