Home Uncategorized El inmigrante, el indocumentado, el baboseado…Columna de opinión de Noel Arameo Barillas

El inmigrante, el indocumentado, el baboseado…Columna de opinión de Noel Arameo Barillas

Migrante es el término más general para referirse a toda aquella persona que abandona el lugar en que habita o llega a otro destino para establecerse en él. Con respecto al tema, cabe señalar que el sustantivo “emigrante”, pone el foco en la persona que abandona su hogar, mientras que “inmigrante” hace referencia a esa misma persona, pero desde la perspectiva de quien ya ha llegado a su nuevo destino para radicarse en él.

La importancia de la inmigración, se recalcó durante la etapa más alta del genocidio, de la planificada plandemia del COVID-19, con un aumento de las remesas a Guatemala de 10,500 millones de dólares antes de la pandemia a 15,300 de dólares en 2021. Estos datos sobrepasan las recaudaciones fiscales del gobierno, muy probablemente igualando el valor de las exportaciones en Guatemala. Según datos aportados por la Cancillería guatemalteca, en USA habitan al menos tres millones de guatemaltecos, la gran mayoría de forma ilegal.

Para el politiquero convencional, el combustible más preciado para poder conseguir sus fines partidarios y personales, es la ignorancia, con ella puede mantener el control de las masas, usarlas a conveniencia en cronometrados momentos y luego volver a desecharlas en el olvido. Queda claro que esto, no es una regla que utilice estrictamente la mísera izquierda, también lo hace el derechairo, la falsa derecha mercantilista. Para muchos, de esta clase política, los periodos pre-electorales y electorales, son los ideales para captar esas masas de “ingenuos políticos”, pero que aportan un caudal de votos importante de forma directa, o en el caso del inmigrante de forma indirecta.

Cifras como la de Q2.7 millones, justificando empadronar a 1,567 inmigrantes en EE.UU, resultan un doloroso sangrado instantáneo para nuestros ojos. Para el evento electoral 2019 los empadronados en el exterior sumaban apenas 63,695 empadronados; y según datos actualizados por el TSE, los residentes empadronados en el extranjero son apenas de 75,363. Hasta principios de junio, se tenían registrados a 67,862 migrantes aptos para votar, de estos solamente 1,567 se habían empadronado en Estados Unidos del 9 de septiembre al 29 de abril, lo cual se entiende que, desde las elecciones del 2019 a la fecha, el padrón electoral solo ha logrado sumar un poco más 4,167 personas.

Después revisar cifras tan pequeñas, resulta importante preguntarnos, ¿Cuál es la gran importancia de las autoridades y de algunos politiqueros en un caudal de votantes tan bajo? Varios son los que viajan continuamente a Estados específicos de los US, reuniéndose con “lideres” o representantes de asociaciones de inmigrantes guatemaltecos; llegan ofreciéndoles prebendas y hasta cargos públicos, a cambio de manipular y desinformar a los inmigrantes guatemaltecos, para favorecer a determinados partidos políticos en Guatemala, sin importar el estatus migratorio en que se encuentre. La razón es que, como dice un conocido refrán, “el que paga los mariachis escoge las canciones”, me explico… De acuerdo con cálculos de la Cancillería, en Estados Unidos viven alrededor de tres millones de guatemaltecos, la mayoría de manera ilegal, estos inyectan a los hogares que dejaron en Guatemala, dinero y bienes de una forma constante, logrando una relación de dependencia, al estar los integrantes de sus familias, sujetos a la influencia e importancia de la opinión del inmigrante en USA.

Así es como resulta que, lo importante para los politiqueros guatemaltecos en relación con el los inmigrantes, es la influencia que tengan estos con sus familias que viven en su mayor parte en los departamentos del occidente del país, sobre todo en la población de origen indígena. En resumen es ejercer una influencia indirecta en la voluntad del voto en el territorio guatemalteco. El inmigrante lejos de sentirse ofendido, debe poner los pies en la tierra, y tratar de dar solución a su ignorancia en temas políticos y sociales en Guatemala, y más aún, con relación al historial y pasado de los posibles candidatos que viajan a EEUU, en busca de ese “interés electoral”, para no caer y ser presas del engaño de una forma fácil y sucia.

Vemos a una Thelma Cabrera y miembros de su partido, activistas de URNG, SEMILLA, entre otros, viajando a Estados de USA con más presencia de guatemaltecos, promoviendo actividades “indígenas”, regalando “dulcitos de mejoras”, haciendo ofrecimientos populistas para ellos y sus familias que dejaron atrás en Guatemala. Todos fuimos testigos de como la actualmente prófuga de la justicia Thelma Aldana, viajaban constantemente a los EEUU, cuando ejercía como Fiscal General del Ministerio Público, utilizando los recursos económicos de la Institución y de la extinta CICIG, de la mano del criminal colombiano Iván Velásquez, en una campaña electoral anticipada, con el fin de manipular ese caudal de votos que pudiere influir en las Elecciones Generales en Guatemala del 2019 de una forma directa o indirecta.

Los inmigrantes guatemaltecos, sobre todo los que residen en EEUU, deben tener conciencia moral, para entender que lejos del suelo guatemalteco, es  muy difícil que puedan entender los problemas políticos sociales, económicos y culturales a los que nos enfrentamos todos los días aquí en Guatemala; ya que las condiciones de trabajo casi sin límite de horario, les deja muy poco tiempo libre, para poder hacer análisis a conciencia y con la debida objetividad, que clase de personas y  cuáles son las verdaderas intenciones de quienes los visitan, y pretenden adormecerlos con hipócritas, y falsas palabras de importancia, o con eventos y  “ferias chapinas”, llenas de banderitas, chuchitos y horchata.

Esos aprovechados pordioseros de votos, ya para estas fechas andan a toda máquina, llenando de falsas promesas y engañando con el falso discurso de injusticia y desigualdad social, tanto en el exterior, y en los diversos departamentos de Guatemala. Personajes enfermos, llenos de resentimiento y  ambición de poder, productos inventados por los demócratas y el Departamento de Estado de los USA, como por ejemplo el huehueteco de Marcos Antil, que su proyecto y organización política se lo están construyendo diputados corruptos disidentes del nefasto y oscuro partido de la UNE, vulgares cafres depravados como Orlando Blanco, o Aldo DávilaMario Taracena;  también  podemos citar al  prepotente y tonto útil de Luis von Ahn, que se han dedicado a defender a prófugos de la justicia, financiar organizaciones de izquierda, que viven de la conflictividad y pobreza, ya que sin ellas no pueden complacer a sus patronos en los USA y a los jefes de las estructuras político criminales de izquierda que sueñan en convertir a Guatemala en una Cuba, Venezuela, Chile, Colombia, donde el pan diario es la destrucción de su soberanía, de sus principios morales y religiosos, donde el asesinato por medio del aborto es una ley permitida, donde no existe la verdadera libertad.

Termino esta columna con dos mensajes:

Primero. A todos nuestros hermanos inmigrantes, que ayudan con su esfuerzo y trabajo arduo, fuera de las fronteras de Guatemala a sus familias: ¡NO SE DEJEN ENGAÑAR! por estos buitres politiqueros, rechácenlos, denúncielos, que esta gente, jamás han contribuido a construir una Guatemala grande, digna, y con oportunidades reales de desarrollo, como la que ustedes han soñado para sus seres queridos, que dejaron en la hermosa tierra del quetzal, por lograr un mejor futuro.

Segundo.  A todos los hermanos guatemaltecos e hispanoamericanos que residen y pueden votar en el Distrito 35 de CaliforniaNO VOTEN por Norma Torres. Cada voto a su favor, la hace a ella más millonaria, mientras que a sus familias en Guatemala, más pobres, a manos de la violencia y la corrupción y descomposición moral.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here