Home OPINION China y el Foro de Sao Paulo se enquistan en la región...

China y el Foro de Sao Paulo se enquistan en la región con el retorno de Lula, columna de Opinión de Gabriela Moreno

En una llamada telefónica, Xi Jinping y Lula da Silva admitieron que China y el Foro de Sao Paulo “comparten amplios intereses y responsabilidades comunes”

El regreso de Luis Inácio Lula da Silva a la Presidencia de Brasil a partir del 1 de enero de 2023 terminará por enquistar a China en Latinoamérica de la mano del Foro de Sao Paulo. El terreno ya está abonado.

Pekín celebra el triunfo de Lula pese al estrecho margen que arrojó el balotaje (sólo 1,7 % de diferencia con Jair Bolsonaro). El presidente chino, Xi Jinping y la Cancillería del país asiático ya felicitaron a Lula por su retorno al poder y expresaron su disposición a trabajar para llevar las relaciones bilaterales a «un nuevo nivel».

En una llamada telefónica, Xi Jinping y Lula admitieron que «comparten amplios intereses y responsabilidades comunes» y «mantienen una amistad a largo plazo». Para Pekín los «esfuerzos conjuntos de los sucesivos gobiernos de los dos países» reportan «resultados fructíferos en su cooperación en varios campos».

Con un plan listo

Lula, el régimen de Xi Jinping y la organización que reúne a movimientos y partidos izquierdistas se prepararon para este escenario electoral. La trilogía afinó con anticipación sus estrategias para impulsar juntos intereses geopolíticos en la región.

En mayo, el Foro de Sao Paulo comenzó un «ciclo de debates» con más de 15 países y 70 participantes sobre el rumbo de «las relaciones entre China y América Latina en la Nueva Era», donde la viceministra del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China, Shen Beili, y la secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo, Mónica Valente, coincidieron en la necesidad de fortalecer los vínculos en Latinoamérica.

La propuesta ganó respaldos, entre ellos, el de Roy Daza, directivo de la Comisión de Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y representante de la regional Andino-Amazónica del Foro de Sao Paulo, quien insistió en la necesidad de fortalecer un bloque en común en medio de «la aguda contracción entre la humanidad y las fuerzas retrógradas del imperialismo y las guerras que afectan a puntos específicos del planeta».

Un giro drástico

El interés de China en consolidar su adopción en el Foro de Sao Paulo representa un giro drástico en las relaciones con Brasil, luego del enfriamiento del contacto diplomático durante la presidencia de Bolsonaro, quien durante la anterior campaña presidencial criticó al gigante asiático por estar «comprando a Brasil».

Bolsonaro no exageraba. China es el principal socio comercial de Brasil con un comercio bilateral que pasó de 9.000 millones de dólares en 2004 a 135.000 millones de dólares en 2021. Y entre 2007 y 2020 las inversiones acumuladas de Pekín alcanzaron los 66.000 millones de dólares.

Los números crecerán. No hay dudas para el editor de Brasil Sem Medo, Cristian Derosa. En su más reciente columna afirma que la llegada de Lula implicará «el retorno de la financiación de las dictaduras y el fomento del crimen organizado» porque «el regreso al poder en Brasil, del expresidente y exconvicto Luiz Inácio Lula da Silva trae consigo el protagonismo de las fuerzas de extrema izquierda que influyeron en los gobiernos de los países latinoamericanos desde la década de 1990, cuando Lula creó el Foro de Sao Paulo en sociedad con el dictador cubano Fidel Castro».

Recuerda que «en el Foro de Sao Paulo, Brasil tiene el papel de financista. Esta es la razón principal por la que los gobiernos del Partido de los Trabajadores invirtieron fuertemente en la infraestructura de países como Cuba y Venezuela, cuyas economías fueron destruidas por el socialismo. Este será el papel que volverán a jugar Lula y su equipo en el palacio del Planalto».

Gabriela Moreno

Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here