Home OPINION ¿Cuál debería ser el tipo de cambio?, columna de opinión por Ramón...

¿Cuál debería ser el tipo de cambio?, columna de opinión por Ramón Parellada

Es una pregunta que hay que hacerles a los políticos de turno, quienes, a través de la Junta Monetaria (JM) del Banco de Guatemala (Banguat) y sus políticas cambiarias, que se han vuelto arbitrarias y subjetivas, manipulan el mismo. El tipo de cambio es el que decidan esos políticos de acuerdo con los sectores que les presionen más y con los que tengan más compromisos.

Hace años, el Banguat adoptó una política cambiaria que no tenía que ver con decisiones subjetivas del gobierno ni de la JM. La participación del gobierno en la JM es la que mayor peso tiene. Esa política era la de una regla cambiaria diseñada para evitar la volatilidad pero no la tendencia en el mismo. En la medida en que el tipo de cambio se apreciaba o depreciaba, así se activaba la venta o compra de dólares en ciertos montos diarios. Ante las presiones de ciertos sectores, los miembros de la JM implementaron una regla arbitraria adicional a la existente que no era discrecional. La regla adicional es la de un mecanismo de acumulación de reservas internacionales en las que el Banguat puede comprar y vender dólares. Si los miembros de la JM lo consideran pueden intervenir el tipo de cambio cambiando su tendencia y provocando una apreciación o depreciación artificial del quetzal. Es una forma discrecional, subjetiva y arbitraria de manipular el tipo de cambio.

Estas políticas han llevado al Banguat a tener, a septiembre de 2022, la cantidad de 20,427.5 millones de dólares americanos acumulados en lo que se conocen como reservas monetarias internacionales. Así, lo que se concluye es que el tipo de cambio del quetzal con el dólar debería estar apreciado. Solo imaginemos que de pronto el Banguat comienza a regresar al mercado todos esos dólares que ha ido acumulando a través de sus compras. Obviamente el tipo de cambio, en vez de haber llegado a Q8 por cada dólar, se apreciaría a niveles que no conocemos aún.

No creo que nadie sepa a ciencia cierta cuál debe ser el verdadero tipo de cambio, debido a la enorme manipulación por parte del Banguat. El verdadero tipo de cambio debería ser el del mercado libre, sin intervención. Sería un tipo de cambio sujeto a volatilidades, y eso no debería hacer que nadie lo intervenga, ya que el mismo mercado lo haría con los participantes, tomando decisiones de comprar o vender divisas, de entrar o abstenerse en ciertos momentos. Funcionaría como cualquier precio del mercado.

El Banguat ha creado un tipo de cambio artificial que ha provocado una situación aparente de estabilidad pero ignoramos cuántas oportunidades se han perdido por no llegar a tener un verdadero precio de mercado. ¿Qué oportunidades de producción y creación de riqueza, de importaciones y exportaciones se han perdido? ¿Quién sabe qué estaríamos produciendo y qué dejaríamos de producir? ¿Qué estaríamos importando y qué otras cosas estaríamos exportando? Al fin y al cabo, el tipo de cambio de mercado indicaría a los exportadores e importadores si deben seguir produciendo y exportando o importando ciertos productos, los que creen valor a la sociedad.

En lo que va del año, el Banguat ha comprado más dólares que los que ha vendido. Al 4 de octubre había comprado 1,694.8 millones de dólares y había vendido 1,061.8 millones de dólares. Esto a través de todos sus mecanismos de política cambiaria. Ha comprado más de lo que ha vendido. Lo malo es que cada dólar que compra el Banguat provoca un aumento en la cantidad de quetzales que incrementa la presión inflacionaria, que a septiembre de 2022 llevaba un ritmo del 9.03% y la inflación acumulada era de 7.93%. Es un desastre.

Ramón Parellada

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here