Home INTERNACIONALES El Síndrome de Arnold Chiari afecta al 0.5% de la población mundial

El Síndrome de Arnold Chiari afecta al 0.5% de la población mundial

El Síndrome de Arnold Chiari, es una malformación congénita del sistema nervioso central, afecta áreas del cerebro, cerebelo y de la medula espinal; hay una obstrucción generalmente en una de estas áreas, lo que produce un aumento de líquido encefaloraquídio, que puede producir  hidrocefalia. Entre la enfermedades raras el Síndrome de Arnold Chiari es relativamente frecuente y afecta 0.5% de la población mundial. 


Algunos factores que están relacionados a este síndrome son: los genéticos, ambientales (lesión traumática, aumento del líquido encefaloraquídio producido por infecciones) y según estudios a la falta de ingesta del acido fólico en embarazadas, sobre todo en los defectos del tubo neural como espina bífida. 


Según estudios de la especialista Dra. Graciela Mannucci,  de la Unidad de Espina Bífida del Hospital General San Juan de Dios, en Guatemala nacen 800 niños al año con defectos del tubo neural y este servicio atiende alrededor de 60 a 70 niños al año. Este centro asistencial brinda una atención integral y todos los servicios son gratuitos. 
Cada 28 de septiembre se conmemora el  Día Internacional del Síndrome de Arnold Chiari, el cual  surge por la necesidad de visibilizar esta patología que afecta el sistema nervioso central de los seres humanos.


Generalmente las personas con este síndrome pueden presentar dolor de cabeza y cuello, adormecimiento de manos y cara, problemas de sensibilidad en el cuerpo, parálisis y algunos niños no pueden caminar.


El Dr. Ernesto Almendares, médico pediatra de la Consulta Externa de Pediatría del Hospital General San Juan  Dios, explicó que hay dos  tipos de este síndrome: el que se asocia  más a enfermedad médica y la quirúrgica. 
El tratamiento puede ser médico para tratar la cefalea intensa o dolor de cuello, llega un momento en el que debe ser  quirúrgico, dependiendo de la gravedad del problema.


Para obtener el diagnóstico se realiza una evaluación multidisciplinaria integrada por neurología, neurocirugía, ortopedia y médico pediatra; además, se necesitan imágenes computarizadas y la resonancia magnética cerebral, esta última es la ideal.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here