Home OPINION Por qué el dólar digital es una muy mala idea, columna de...

Por qué el dólar digital es una muy mala idea, columna de opinión de @Brad_Polumbo

Cuando la Administración Biden aboga por la creación de un dólar digital, el público no debería tratar la idea simplemente con intriga o desinterés. Tenemos que alzar la voz y oponernos a esta idea, o puede que vivamos para lamentarlo

La adopción generalizada de Bitcoin y otras criptomonedas ha dejado a muchos burócratas gubernamentales sintiéndose excluidos. En un intento de participar en la acción, muchos gobiernos han propuesto la idea de una «moneda digital del Banco Central» (CBDC), es decir, una criptodivisa emitida por el gobierno utilizando la tecnología blockchain. El presidente Biden ordenó al gobierno federal que explorara esta idea y los nuevos informes sugieren que la Administración Biden pronto podría seguir adelante con los esfuerzos para crear el llamado «dólar digital».

«El Departamento del Tesoro de EE.UU. le aconsejó al gobierno federal que siga adelante con los trabajos para emitir un dólar digital, aunque sólo debería dar el paso final si se aprueba que los tokens creados por el gobierno son de «interés nacional», informa CoinDesk. «La cuestión del interés nacional dependerá de la aprobación posterior de la administración Biden y – potencialmente – de la acción del Congreso».

A primera vista, el hecho de que el gobierno se meta en la moda de las criptomonedas puede parecer divertido, novedoso o inofensivo. Pero en realidad es motivo de grave alarma. Una moneda digital del Banco Central no tendría ninguno de los beneficios de las criptodivisas como el Bitcoin y sí graves inconvenientes.

Por qué una criptomoneda del Banco Central no sería como el Bitcoin

Cualquier moneda digital que utilice la tecnología blockchain puede ser técnicamente llamada «criptodivisa». Pero, como la influenciadora de Bitcoin y creadora de contenido Layah Heilpern ha explicado acertadamente, Bitcoin tiene propiedades únicas que lo hacen valioso. En concreto, no tiene permiso -cualquier puede usarlo y puede usarlo como quiera- y está descentralizado, lo que significa que no hay ninguna autoridad central que pueda controlar la moneda.

Esta última parte es especialmente importante. Dado que nadie puede aumentar la oferta de Bitcoin más allá de su programa de minería predeterminado, nadie puede erosionar arbitrariamente su valor como ha hecho el gobierno de EE.UU. con el dólar mediante la impresión de dinero.

Sin embargo, una moneda digital de un Banco Central no estaría ni sin permisos ni descentralizada. Por tanto, la mayoría de las ventajas que ofrece una criptomoneda como Bitcoin (y el valor que conlleva) no estarían sobre la mesa.

Las desventajas rozan lo distópico

Por supuesto, si un «dólar digital» fuera sólo un poco inútil, no sería el fin del mundo. Pero es mucho peor que eso. Mientras que una moneda digital del Banco Central no ofrecería ninguno de los beneficios de Bitcoin, ofrecería a los gobiernos nuevas formas sin precedentes de controlar a los ciudadanos. Decir que la idea está llena de abusos es un eufemismo extremo.

Después de todo, una moneda digital del Banco Central le permitiría al gobierno rastrear cada una de sus compras. También podría utilizarse fácilmente para restringir las compras.

Por ejemplo, imagina que un futuro gobierno decide que la gasolina debe ser racionada para hacer frente al cambio climático. Tus «dólares digitales» podrían dejar de funcionar en el surtidor de gasolina una vez que hayas comprado una determinada cantidad de gasolina en una semana. De este modo, una moneda digital del Banco Central abriría nuevas vías para que el gobierno ejerciera el control sobre nuestra vida cotidiana. Haría que nuestra riqueza y nuestros ingresos fueran menos que nuestros.

Si algo de esto suena extremo, fantasioso o descabellado… bueno, basta con mirar a China.

Lo que hay que entender

Por lo tanto, cuando la administración Biden publica su informe y aboga por la creación de un dólar digital, el público no debería tratar la idea simplemente con intriga o desinterés. Tenemos que alzar la voz y oponernos a esta idea, o puede que vivamos para lamentarlo.

Brad Polumbo@Brad_Polumbo ) es un periodista libertario-conservador y corresponsal de políticas de la Fundación para la Educación Económica.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here