Home OPINION Innovación para atacar la desnutrición, columna de Opinión por Alfred Kaltschmitt

Innovación para atacar la desnutrición, columna de Opinión por Alfred Kaltschmitt

Sin importar las ideologías; las corrientes de pensamiento político; las doctrinas, credos y tendencias; si hay algo en lo que todos podemos estar de acuerdo es sobre la necesidad urgente solucionar la añeja problemática de nuestros niños desnutridos. Guatemala es el país de la región latinoamericana con el mayor índice de desnutrición crónica, 46.5%; y ocupa uno de los primeros puestos a nivel mundial.

Uno de cada dos niños, esa niñez —la semilla más valiosa de nuestro país— está seriamente dañada con esas vergonzosas métricas que apuñalan nuestro futuro, afectando su potencial para siempre.

Han pasado gobiernos de gobiernos; se han gastado multimillonarias sumas. Se han implementado decenas de programas durante años; y seguimos igual, porque el problema es multicausal, complejo e involucra, no sólo la ingesta de alimentos, sino hábitos culturales, ingreso familiar y condiciones del entorno ambiental.

Por lo anterior, el abordaje para poder hacer algo realmente efectivo, obliga a un estudio con rigor científico elaborado por un equipo multidisciplinario de especialistas para investigar las posibilidades de una solución integral holística.

El programa ya está aquí y se llama: “Guatemaltecos por la Nutrición”, creado y ejecutado por Castillo Hermanos, para reducir la desnutrición en el país, enfocándose principalmente en la atención primaria en alejadas comunidades; buscando trabajar en ellas de una manera permanente, no temporal o esporádica, para reducir de forma sostenida la desnutrición crónica y erradicar la mortalidad infantil provocada por la desnutrición aguda.

Hay una diferencia sustancial entre éste y los otros esfuerzos del pasado. Primero, porque es una iniciativa privada, nacida en tomar conciencia de un problema que afecta de una manera transversal todo el potencial socioeconómico de Guatemala a futuro. Segundo, porque hace un compromiso de inversión tangible para los próximos tres años, que se destinará a inversiones productivas para la generación de empleo; el desarrollo y tecnificación de más de 100,000 pequeñas empresas; la ampliación de plantas de reciclaje de plástico PET, que permitirá reciclar 3.5 millones de botellas de plástico al día, con un impacto social a más de 25,000 personas que estarán en el proceso de recolección y clasificación de basura en todo el país. Y, finalmente, una inversión de Q116 millones que se ejecutarán en los próximos cinco años para un programa integral de abordaje a la grave realidad de la desnutrición.

En la presentación, Juan Monge, presidente de Castillo Hermanos, compartió que la iniciativa se inició hace un año con el análisis de estudios sobre la desnutrición en el país en las comunidades más afectadas seleccionadas de los departamentos del Quiché y Huehuetenango. Explicó también que el modelo requería identificar proveedores de calificación mundial para elaborar el diseño y la construcción de la infraestructura necesaria. Después de un minucioso escrutinio, se contrató finalmente a ARPA, una empresa española especializada en ingeniería y fabricación de equipos móviles de campaña con soluciones integrales de alimentación, logística, alojamiento, salud, agua, gestión de residuos, energía y telecomunicaciones. Y para el acompañamiento al proyecto, mediante evaluaciones de impacto anual se contrató a la Universidad Católica de América de Washington.

Estos Campamentos de Nutrimóviles consisten en una serie de infraestructuras modulares y móviles en las que se prestará atención nutricional y de salud primaria a mujeres embarazadas, mujeres en edad fértil y niños menores de cinco años. Contará con autonomía operativa y estará equipado con tecnología que favorecerá la rapidez en la atención. Una de las características más importantes es que “El Campamento de Nutrimóviles” será la base de operaciones de este programa modelo, el cual podrá ser replicable en toda la República. Guatemaltecos por la nutrición. Entrémosle.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here