Home OPINION Hablemos de financiamiento electoral, columna de Opinión de Betty Marroquin

Hablemos de financiamiento electoral, columna de Opinión de Betty Marroquin

Viendo esto, quisiera entender cómo es posible que la actual Corte de Constitucionalidad, por alguna razón exótica, se niegue a diferenciar de una buena vez qué es financiamiento electoral lícito y qué es ilícito

Viendo esto, quisiera entender cómo es posible que la actual Corte de Constitucionalidad, por alguna razón exótica, se niegue a diferenciar de una buena vez qué es financiamiento electoral lícito y qué es ilícito.

Las elecciones están a menos de 12 meses y somos mayoría los que no sabemos por quién votar. Esa pregunta me la hacen un día sí y otro también, y es patético responder “no sé”. 

Los partidos están en serias dificultades para inscribirse por una Ley Electoral manoseada por cicig y el Deep State del Departamento de Estado. Financiarlos desde dinero limpio, de empresas o individuos que sí pueden demostrar el origen de su dinero, es casi imposible por temor a represalias y manoseo legal generado por los mismos entes. El único dinero que fluye es del narco, fortunas propias, o del gobierno. 

Viendo esto, quisiera entender cómo es posible que la actual Corte de Constitucionalidad, por alguna razón exótica, se niegue a diferenciar de una buena vez qué es financiamiento electoral lícito y qué es ilícito. La acción fue interpuesta por juristas preocupados con el panorama electoral y las ambigüedades jurídicas que favorecen sólo a un sector.  Con esto, la CC lo único que están logrando es favorecer el financiamiento de origen dudoso, que sólo gente con una fortuna propia se pueda autofinanciar, o al partido oficial.  

Pienso que los Magistrados de la CC, a quienes he defendido y aplaudido en múltiples oportunidades, no son dioses, y pueden errar como todos nosotros. Elijo darles el beneficio de la duda. Pero votar para mantener el sistema como está, impuesto por el chungo Velásquez y el pedófilo Robinson, sólo favorece a más corrupción, más desmadre, más de lo mismo.  

Ya tenemos un sistema financiero obsoleto y cerrado que unido a una ridícula ley de extinción de dominio que le quita al individuo hasta lo que haya heredado de sus padres, gracias a los mismos 2 personajes y la terrorista Mack, garantizan que poca gente decente quiera arriesgarse a entrar en política porque castiga a todo aquel que osa meterse en ese mundito. Por algo son pocos los que se animan a arriesgarse a castigos a sus empresas, a sus familias, a su patrimonio heredado, para hacer algo por el país. Y a su vez, son muchos los que ven en la política un medio de enriquecimiento. No tienen mayor cosa que perder, y mucho que ganar en un sistema sucio y corrompido por tanta regla estúpida, obtusa, cerrada e ilógica, mantenidas por cobardes y miopes. ,  

La gente dice “la política es sucia” pero no piensan, mucho menos analizan, el porqué.  

Si gente decente no entra en política, ésta seguirá sucia. Y mientras las personas no puedan dar su dinero a quién se les dé la gana, tengan techos ridículos, limitantes si pertenecen a una empresa o peor aún conglomerado, los únicos beneficiados son los criminales que financian partidos, tipo Portillo y la Morataya con Junior, CODECA con Thelma Cabrera, o el partido de gobierno que podría usar recursos para el efecto, aunque no sea correcto. 

La CC TIENE QUE ACLARAR ESTE DESMADRE, si de verdad tienen visión de largo plazo. De no hacerlo, pase lo que pase en la elección que tendremos en menos de 12 meses, en las elecciones 2027 le van a entregar el país a los socialistas con todo y moña y todo lo que se roben e inviertan en tierra, lo van a perder, como perderemos todos nuestro patrimonio por culpa de un puñado de políticos ambiciosos, miopes y oportunistas.  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here