Home OPINION Falta lógica en el MINEX, por BETTY MARROQUIN

Falta lógica en el MINEX, por BETTY MARROQUIN

Existe una ambigüedad legal en la Cancillería (sinónimo de Ministerio de Relaciones Exteriores-Minex), con referencia a si una persona que está litigando contra el gobierno puede o no ejercer un cargo diplomático.  Consultando con diplomáticos de carrera y varios abogados, existe una coincidencia que no es lógico que una persona que está litigando contra el gobierno ostente representación alguna del mismo, sea como Mandataria, Embajadora, Director o lo que sea que le confiere la potestad y la responsabilidad de representar al ente (al Estado) contra el cual tiene un litigio personal en curso.  Adicionalmente, en ese ministerio, y no sería remoto que sea igual en todos, hay demasiada gente reclamando indemnizaciones que son pagadas, y se les sigue contratando.  Inclusive, ganan sueldo mientras litigan contra el Ministerio. Esto sería impensable en el sector privado porque carece de toda lógica.

Adicionalmente, es obvio que si una persona está demandando al Ministerio de Relaciones exteriores por una indemnización o lo que sea, tendría conflicto de interés al seguir trabajando para el ente al que está demandando en tribunales.

Por ejemplo la Embajadora Maritza Ruiz de Vielman, mejor conocida como “la durmiente” en Cancillería porque se duerme en las audiencias del caso contra Belice, ya recibió aproximadamente UN MILLÓN DE QUETZALES en indemnización del Minex, luego de demandar al gobierno mientras era Embajadora en Washington y en La Haya. Actualmente es Mandataria de Guatemala en el litigio contra Belice (sus embarazosas siestas constan en fotos y vídeo), es decir, lidera al equipo legal que está defendiendo los intereses del país, pero se duerme.  https://twitter.com/BMarroquin2021/status/1564009782251589632?t=re4–r7CKKRklaIzB66uww&s=19

Si bien duró poco como Embajadora en Washington y en La Haya (Holanda) mientras demandaba a su empleador, luego inexplicablemente, la nombraron Directora General de Protocolo en el gobierno del ex Presidente Jimmy Morales, mismo gobierno que la nombró Mandataria en el Caso de Belice.  Ahora se rumora en Cancillería que quiere ser nuevamente Embajador ante La Haya porque si bien es obvio que le encanta viajar, bien pagada con sendos viáticos, es más rico vivir en la preciosa Holanda. Hasta la Ley del Servicio Exterior dicta que ya debería estar jubilada a los 70 años, y cuidando nietos.

No entiendo que espera el Canciller Búcaro para mandar a su casa a una persona que nos pone en vergüenzas dormida, es famosa por intrigante, del caso de Belice sabe poco (tenemos gente que sí controla el tema y no se dormiría en audiencias), y que ya abusó suficiente del aparato estatal.  Vielman ha metido en Cancillería gente afín a ella, como el socio de su abogada Licda Mónica Solange Sanchez Muñiz en su litigio contra el Minex, el Lic Juan Ignacio Calzada Vizcaíno, a quien logró que nombraran parte del equipo de Belice.  Si el señor Calzada es o no un cerebro que conoce el tema a la perfección no es punto, el punto es que existe conflicto de intereses cuando su bufete es el asesor legal de su nueva jefa.

Desde el punto de vista del Código Laboral, si una persona YA fue indemnizada, NO DEBE estar trabajando en el ente que YA LE PAGÓ.  Está incluso documentado en Cancillería con estudios legales que explican que la señora Vielman ya NO PUEDE representar a Guatemala y trabajar para el país.  Y lo mismo pasa con Rafael Salazar, el Co-Agente de Guatemala en el caso contra Belice.  Parece que el Presidente Alejandro Giammattei algo ha dicho sobre la necesidad de dejar de contratar gente ya indemnizada porque perjudica las arcas del Estado, sería bueno que sus subalternos hicieran caso.  La ley establece que debe pasar un período de al menos 1 año para que un indemnizado pueda ser recontratado por el Estado.

Harold Caballeros y el Embajador Francisco Villagran metieron a la Embajada ante la Casa Blanca a Libna Bonilla, ex Secretaria de Otto Pérez y amiga muy personal del traidor socialista Gucci de Carlos Raúl Morales. Cuando éste fue Canciller en tiempos de Jimmy Morales, ella casi que dirigía la Embajada. Cuentan subalternos de ella que era prepotente, pero sobre todo inepta.  Para rematarla, era ilegal que estuviera en la Embajada porque ella era ya residente permanente, algunos dicen que ciudadana estadounidense, violando la Convención de Viena y las reglas diplomáticas internas de los USA. Ella no trabajaba ad honoren, como lo hacen los Cónsules Honorarios, que sí pueden ser personas locales.  ¿Hizo alguien algo a este respecto? No.

Otro ejemplo es el de la Licda Sonia Regina de Palencia la ex Directora General de Asuntos Jurídicos y Tratados, íntima de la señora Vielman, fue jubilada y sigue ganando sueldo de asesora a sus aproximados 78 años de edad.

Así que tristemente la Cancillería tiene un puñado de profesionales pilas que sí saben y conocen su trabajo, están preparados para defender la política exterior de Guatemala, y una manada de aprovechados, comunistas Gucci, leales a Carlos Raúl Morales a quién ven como vaca sagrada, o gente como Vielman, que es un total parásito del Estado.  Cómo ella, varios se creen dueños de “la silla” dentro del Minex, quizás por los sueldos que perciben en eternos mandos medios altos o altos en Guatemala, pero con la responsabilidad cayendo en los hombros del Canciller, aunque los errores sean de estos abusivos e ineptos. Incluso, gente abiertamente pro Palestina, por ejemplo, aspira a ocupar la dirigencia de la Misión Permanente ante la ONU, y de ser nombradas, luego nos sorprendemos que Guatemala, país que se dice amigo de Israel, vote en contra de Israel en la ONU.

Ojalá algún día viéramos los viáticos de altos funcionarios reducidos, especialmente porque tienen gastos de representación, y no necesitan más.  Los sueldos de quienes trabajan en Guatemala son altísimos, mientras que a los funcionarios de menor rango en las Embajadas y Consulados en el exterior los tienen mal pagados, en la mayoría de casos.  Funcionarios en países con un costo de vida menor, ganan igual que los que están en países con un alto costo de vida.

Ojalá el Ministro Búcaro a diferencia del inepto de Brolo, haga algo para poner fin a tantos de estos abusos, mande a su casa a gente que ya debe ser jubilada y a quienes ya fueron indemnizados, y depure la Cancillería de personas que están allí por cuello y no por capacidad.  Eso sería un gran legado para Guatemala.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here