Home DEPORTES MotoGP anuncia una revolución: habrá dos carreras cada fin de semana.

MotoGP anuncia una revolución: habrá dos carreras cada fin de semana.

El Mundial de MotoGP cambiará significativamente de formato el año que viene después de constatar una bajada de interés en los últimos años. En una rueda de prensa tildada de excepcional, aunque sin guion alguno y con aires improvisados, la promotora del certamen, la Federación Internacional de Motociclismo y la asociación de fabricantes anunciaron en Austria la introducción de carreras al sprint, pruebas de una duración más corta en comparación con las tradicionales de domingo, cada sábado de gran premio. La propuesta es radical, ya que se aplicará en todas las paradas del calendario, duplicando la carga competitiva de unos pilotos que se enteraron por los medios de comunicación del cambio de paradigma. El objetivo es dar una buena sacudida a la propuesta competitiva y revertir la tendencia a la baja tanto en los índices de audiencia como en la asistencia a los circuitos.

“Queremos generar más interés, tener una propuesta más atractiva para los aficionados, las marcas y las televisiones. Nuestro objetivo es mejorar la visibilidad del campeonato”, explicó Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna. El formato todavía no está cerrado, y faltan pulir detalles que se discutirán teniendo en cuenta la opinión de todos los actores. Según confirmó Jorge Viegas, presidente de la FIM, la nueva prueba contará para la clasificación general del certamen y tendrá la mitad de duración que la carrera tradicional de los domingos. De la misma manera, se repartirán la mitad de puntos y la irrupción del nuevo formato no implicará un cambio en las sesiones de clasificación actuales –las dos tandas divididas en la Q1 y la Q2 seguirán existiendo para determinar las posiciones de parrilla tanto el sábado como el domingo–. En el primer esbozo del nuevo formato, la carrera al sprint se celebrará a las 15:00h locales de cada circuito y los viernes ganarán en importancia al determinar en dos sesiones de entrenamientos más largas los pilotos que se clasificarán directamente a la Q2.

“Los equipos estuvieron de acuerdo de forma unánime. Pensamos que todo esto puede ser bueno para el espectáculo y para el negocio”, explicó Hervé Poncharal, presidente de la IRTA, la asociación de marcas participantes. “No habrá más tiempo sobre la pista, sino más acción y espectáculo. No se usarán más motores ni más gomas, y el número de kilómetros en un fin de semana de carreras se mantendrá más o menos igual”, añadió al discutir la posible polémica con los pilotos. Los protagonistas sobre el trazado dieron opiniones dispares al ser preguntados sobre el asunto.

“No creo que sea correcto hacer un cambio así sin la opinión de los pilotos”, valoró Fabio Quartararo, vigente campeón del mundo. El francés de Yamaha llegó a tildar de estúpida la idea. Quién mejor expuso las dudas de los atletas fue Pol Espargaró, actualmente en Honda y el próximo curso puntal del nuevo proyecto de KTM en asociación con la marca española GasGas: “La idea es que vamos a tomar el doble de riesgo, haciendo el mismo trabajo y cobrando el mismo dinero”. También hubo opiniones positivas, encabezadas por Jack Miller (Ducati) y Maverick Viñales (Aprilia). “Será algo que encantará a los aficionados. Evidentemente que incrementa el riesgo; pero somos pilotos, no bailarinas”, opinó el australiano. El de Roses se mostró comprensivo con los motivos de la revolución anunciada: “Esto es un espectáculo y tenemos que potenciarlo”. Marc Márquez, principal estrella del campeonato, fue de los pocos que todavía no se ha pronunciado al respecto.

Ante el alud de preguntas sobre la opinión de los pilotos, el presidente de la FIM recordó que otros cambios de formato también propiciaron resistencias en el pasado. “En Superbikes tenemos tres carreras, y al principio hubo reticencias, pero ahora el formato está consolidado y se ha demostrado que ha funcionado”, apuntó. Ezpeleta quiso subrayar que si bien han estudiado qué ocurre en otras disciplinas, como en el caso de la Fórmula 1, que introdujo el año pasado tres carreras al sprint en su calendario, el formato está diseñado a la medida de MotoGP y no tiene por qué compararse. Sobre la polvareda levantada, el mandamás de Dorna echó balones fuera: “Los pilotos deben ser informados por sus propios equipos, no es cosa nuestra”.

Después de proponer una encuesta global con la afición a principios de verano, parece que la empresa española, que gestiona el Mundial desde 1991, ha decidido pasar a la acción para mejorar la calidad del espectáculo y recuperar el interés del público, los fabricantes y los patrocinadores, consciente de que otros campeonatos les han pasado por encima en este aspecto. La Fórmula 1, que también pasó por un momento de debilidad importante, ha completado ya una transformación significativa de su producto que ha vuelto a elevar los índices de audiencia y despertado un interés sin precedentes en mercados de calado como Estados Unidos. La categoría reina de las cuatro ruedas viene de incrementar sus índices de popularidad por cuarto año consecutivo, y su estrategia digital en las redes sociales y una serie de gran éxito en la plataforma de contenidos Netflix ha catapultado su popularidad entre las generaciones jóvenes.

info: Elpais

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here