Con mucha calma y sin pensárselo dos veces. Las cámaras de seguridad de esta estación en Bombay captan como el hombre que ven en imagen se dispone a cruzar las vías. Nuestro protagonista tiene 60 años y sin ninguna prisa. Cuando por fin va a subir al andén, se le cae un zapato. No pasa nada, la tranquilidad la trae de casa y se para en la misma vía para calzárselo. En ese momento aparece un policía y comienza a gritarle, el tren está entrando en la estación. Él ni se inmuta, tienta a la suerte con pasividad extrema y por unos pocos centímetros el convoy no le arrolla de milagro. Por fortuna todo quedó en un susto, que a juzgar por cómo le golpea el agente se lo llevaron todos en la estación menos él.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here