Nikole Mitchell, expastora cristiana y madre de tres hijos que fue célibe durante seis años, decidió poner su vida patas arriba y ahora gana 100.000 dólares mensuales en la industria del sexo, informó el periódico británico The Sun

La mujer, que se describe en Instagram como ‘stripper’, motivadora y modelo, dejó la Iglesia en 2017 debido al rechazo a su bisexualidad y etnia, y se mudó de Ohio a California (EE.UU.), donde se gana la vida gracias a los seguidores de su cuenta en OnlyFans, a quienes ofrece contenido sexual a cambio de una suscripción paga

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here