Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]

Cuatro sospechosos de haber financiado de manera ilegal al partido UNE son indagados por el Ministerio Público ante el Juzgado de Mayor Riesgo A, a cargo de la jueza Claudette Domínguez.

Los defensores de los acusados de la UNE aducen que no confían en la CICIG y los tribunales de justicia, ya que han demostrado tomar sus decisiones con un marcado sesgo ideológico y de manera parcializada.

Las investigaciones contra los miembros de la UNE fueron desarrolladas por la CICIG y la Feci, quienes en febrero solicitaron al Organismo Judicial que se retirara el derecho de antejuicio a Sandra Torres, ya que habría recibido en la campaña electoral en 2015 Q19 millones 531 mil 753.10 que no fueron reportados a la auditoría del Tribunal Supremo Electoral.

Al principio la jueza Domínguez había dejado fuera del caso a Cicig, pero en horas de la tarde decidió unirlos al proceso.

Es de resaltar la falta de confianza que tiene la UNE por la forma parcial de llevar los casos la Cicig, ya que indican que es una institución parcializada y con sesgo ideológico.

Compartir