Compartir
El retraso fue porque se enfermó y no pudo laborar, pero al reunir el efectivo y entregarlo a los delincuentes fue recibido a balazos. El repudiable hecho ocurrió en la 27 calle y 29 avenida de la zona 5.
Jorge Luis Estrada, de 43 años, se atrasó tres días en entregar 300 quetzales a extorsionistas y por eso lo mataron.
Publicidad
[adrotate group="1"]

 

https://vimeo.com/317090109

Jorge Luis Estrada, de 43 años, se atrasó tres días en entregar 300 quetzales a extorsionistas y por eso lo mataron.

El retraso fue porque se enfermó y no pudo laborar, pero al reunir el efectivo y entregarlo a los delincuentes fue recibido a balazos. El repudiable hecho ocurrió en la 27 calle y 29 avenida de la zona 5.

Uno de sus compañeros indicó que pagan Q.300 semanales a los delincuentes para que los dejen trabajar; son 30 vehículos que entregan esta cantidad cada fin de semana.

Bomberos Municipales al evaluar los signos vitales de Jorge Luis confirmaron que había fallecido por varios impactos de arma de fuego. Según el compañero, los responsables fueron dos hombres quienes escaparon en una motocicleta.

Compartir