Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


El agua entubada que consumen los vecinos de San Miguel Siguilá, Quetzaltenango, podría estar contaminada con bacterias fecales debido a que la empresa a cargo del proyecto de mejorar la distribución de agua suspendió labores y dejó sin protección el estanque donde aparecieron algas y larvas de rana.

Los vecinos constataron que la estructura que cubría el principal estanque que surte de agua al municipio fue retirado y se enteraron que desde hace tres meses la empresa a cargo suspendió los trabajos debido a que la comuna supuestamente le adeuda dinero.

Luego de inspeccionar el área, los comunitarios solicitaron al Centro de Salud tomar muestras de agua los estanques para efectuarles un análisis porque sospechan que están consumiendo agua contaminada debido a la presencia de basura, larvas de rana y algas dentro de los depósitos.

Compartir