Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


Con una mirada fría y sin ningún remordimiento, con una voz ronca y desafiante, Jason Jonás González Pérez, de 18 años, confesó haber asesinado a María Josefa ChÚn González, de 55 años.

Dijo que anteriormente trabajaba en la construcción junto a su padre, pero la obra había terminado por lo cual le ofrecieron “el trabajo” para matar a la señora, a quien le causó 12 heridas las cuales le segaron la vida.

Se refirió con palabras respectivas como “tenía que quebrarle el c*** a esa ruca”. El matón fue llevado hacia Torre de Tribunales; le ubicaron la pistola la cual pertenece a la PNC y había sido reportada robada el 19 de julio recién pasado.

Aparentemente Jasón, pertenece a una clica del Barrio 18 que opera en la zona 1,6 y 18.

 

Compartir