Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


Con la esperanza de recuperar su salud, César Augusto López fue llevado al hospital Roosevelt porque se sentía enfermo desde el miércoles en horas de la noche.

Pidió ayuda a su cuñado Mario Yanes, quien lo llevó al centro asistencial. Yanes afirmó que los doctores lo asistieron y le administraron medicamento; sin embargo, dijeron que su estado de salud se encontraba complicado.

Por lo anterior solamente lo atendieron y le dieron de alta, abriéndole un expediente para darle seguimiento a su enfermedad porque tenía problemas cardíacos y del hígado.

Sin embargo, cuando subía la pasarela sobre la Calzada Roosevelt y 9 avenida de la zona 11, cerca del Mercado El Guarda, murió por un paro cardiaco provocado por el esfuerzo  y calor.

Compartir