Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


Suecia y España, ambos donantes de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, criticaron mediante comunicados la decisión del presidente Jimmy Morales, de no renovar el mandato a esa misión de la Organización de las Naciones Unidas.

“Haremos todo lo posible para que CICIG pueda continuar su trabajo”, expresó el gobierno sueco en su cuenta oficial de Twitter, luego de lamentar la resolución del Estado guatemalteco.

Asimismo, España opinó que “sin este valioso instrumento será extremadamente difícil que Guatemala pueda mantener y fortalecer la eficiencia de su sistema judicial”.

En Guatemala diversas organizaciones de la sociedad civil exigieron a Morales que dé marcha atrás a la decisión de apresurar la salida de la CICIG. Asimismo, exhortaron al Congreso de la República que dé vía libre al antejuicio que solicitó el Ministerio Público por supuestos cargos de financiamiento electoral ilícito.

 

Compartir